Volver a www.vegasdelcondado.com

VOCABULARIO DE LA COMARCA

Mª. Dolores Llamazares Laso
León, Junio de 2.004

El dialecto leonés es rico en variación de vocablos, tal y como se entendían por la comarca de la Cepeda, lenguaje arcaico, que si se usaba se les tildaba de persona inculta.
Se editaban unos Cuentos en 1.907 en dialecto leonés, solicitados por D. Emilio Bardón Sabugo, quien tenía contacto con el Presidente de la Real Academia Española D. Ramón Menéndez Pidal, interesado en nuestro dialecto. En 1.934, entre los escombros de la casa de D. Cayetano A. Bardón se encuentran notas sobre este dialecto con trozos sobre el bable leonés, haciendo un estudio sobre la Ribera Alta del Orbigo, la Cepeda y la Montaña con todo detalle, sirviendo todo ello como honesto divertimento y estudio de la Filología del Lenguaje leonés, inacabado por su fallecimiento.
Hay vocablos curiosos dignos de un amplio vocabulario. Yo he resumido éste con aquellos que más se usaron o usan en esta comarca de Vegas del Condado, que aún estando esta ribera alejada de los orígenes de nuestro dialecto, allá por las montañas de Villablino, la Braña Leonesa, que pasara a la Braña asturiana donde se conserva muy rico el Bable, ha llegado hasta nosotros una gran riqueza de vocablos comunes con el asturiano, aunque con las obligadas diferencia fonéticas. Abundan también voces mozárabes traídas por los repobladores de los siglos X y XI, sobre todo las relacionadas con el agua. Hay otras voces prerromanas de origen céltico, ibérico o de origen desconocido y naturalmente las hay procedentes del castellano antiguo, formando parte todo ello de la riqueza de nuestra forma de hablar. El habla en toda la comarca que nos ocupa es casi la misma. Se habla castellano con léxicos leonesismos. La región está castellanizada desde el siglo XIII en adelante.
Para la confección del vocabulario copio muchos de los vocablos más significativos de la tesis doctoral que José Millán Urdiales presentara en la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid el 19 de enero de 1.963 y que la Real Academia Española publicó en 1.966 en el Anejo XIII de su Boletín con el título "El Habla de Villacidayo". Este pueblo de Villacidayo está situado a unos 14 kilómetros al Este de Vegas a través del monte, y por lo tanto el habla es casi idéntica en ambas localidades, así como en toda la región de Tierras de León.
Pero me temo que actualmente en Vegas, así como en los demás pueblos de la comarca, queden personas que usen o comprendan todos estos vocablos, que hasta hace cincuenta años eran de dominio público y de uso corriente entre todos sus habitantes.
Sirva, al menos, este trabajo como recuerdo y agradecimiento a todos nuestros antepasados que nos legaron este caudal de conocimientos, que deseo trasmitir a las generaciones actuales.

VOCABULARIO

Abangar (un caño).- Alcanzar, doblándola, una rama de un árbol.
Abarcón.- Aro de hierro en el eje del carro de vacas.
Abarquillarse.- Alabearse la madera, torcerse longitudinalmente.
Abondo.- En abundancia, mucho de cualquier cosa de que se trate.
Aborrecer.- Abandono del nido cuando la pareja descubre que alguien lo descubre
Aburarse.- Se dice del pan cuando se requema o tuesta durante la cocción en el horno.
Acarrear.- Transportar en el carro los cereales desde las tierras a la era para trillarlas.
Acedera.- Planta herbácea, ácida, comestible en ensalada, propia de la primavera.
Acerandar.- Cribar el grano con la ceranda en la era.
Acerico.- Pequeña almohadilla para clavar en ella alfileres y agujas.
Acérrima.- Se dice de una persona que es muy tenaz o muy caprichosa.
Acoronjarse.- Apolillarse la madera, ponerse coronjosa.
Achantarse.- Es sinónimo que acobardarse.
Achiperres.- Trastos, cacharros, objetos más o menos extravagantes, Bártulos.
Adrede.- Hacer algo a propósito, con premeditación.
Afrecho.- Mezcla de harina y agua que se da a los cerdos en determinados casos.
Agabuchas.- Plantas que crecen en el campo en determinado tiempo.
Agamones.- Se dice de los desperdicios del lino.
Agavanza.- Baya de color rojo, de forma alargada y de sabor dulzón, fruto del zarzal.
Aguaducho.- Abertura que hay en la orilla del canal por la que entra el agua a una finca.
Aguantar.- Se trata de hacer algo muy deprisa, rápido.
Aguardar.- Esperar un tiempo determinado a hacer algo.
Aguijada.- Vara de estímulo para hacer obedecer las vacas, con una punta afilada.
Aguzar (la reja del arado).- Afilar la punta de la reja en la fragua.
Ahumar.- Humear; salir humo por el humero, por la chimenea.
Ajuares.- Desorden en el interior de una casa.
Ajustarse.- Contratarse como criado, pastor u obrero durante un tiempo determinado.
Alabancioso.- Se dice del vanidoso, jactancioso.
Alacena.- Armario de la cocida para guardar en él los cacharros.
Alamares.- Vestidos estrafalarios.
Alambrera.- Tela metálica para proteger ventanas o fresqueras.
Albando.- Se dice del hierro candente, quemando mucho por el calor.
Albarca.- Calzado rústico hecho de una simple lámina de caucho duro atado al tobillo.
Albricias.- Aleluyas, toque de campanas al alba.
Alcaraván.- Pájaro de ala muy larga que caza a la orilla del río con un grito muy fuerte.
Aldaba.- Pestillo en los portales de entrada.
Alejar.- Aumentar mucho la leche en las ubres en las vacas días antes del parto.
Alhamares.- Desorden en el vestir o ir vestido de manera pintoresca o extravagante.
Aliestra.- Barba de las espigas de la cebada o del trigo ya maduro.
Almirez.- Es un mortero de cocina usado antiguamente.
Almorzar.- Se define así la primera comida del día, que solía ser las sopas de ajo.
Alpargatas.- Calzado rústico de esparto, lona y cintas para atarlo al pie.
Aluches.- Se define así la lucha leonesa muy típica en esta comarca.
Amagarse.- Aplastarse contra el suelo, esconderse acurrucándose al lado de un objeto.
Amañarse.- Acostumbrarse a trabajar mejor con una mano que con la otra.
Amedias.- Se dice de la aparcería cuando dos personas trabajan una cosa determinada.
Amorrinarse.- Enfermar de morriña las ovejas y cacines.
Amurarse.- Agacharse, encogerse, agazaparse para protegerse de la lluvia o de algo.
Amurniarse.- Entristecerse de melancolía encerrándose en un mutismo total.
Andada.- Se dice de la hijastra, en boca de madrastra.
Andancio.- Especie de gripe benigna y muy contagiosa. Epidemia leve.
Andorga (llenar la).- Humorísticamente, comer invitado en casa de alguien.
Andrajos.- Se dice de una ropa deteriorada.
Andrino.- Fruto de hueso, pequeño y de sabor agrio que al madurar es de color morado.
Androja.- Chorizo especial que no lleva más que grasa, harina, pimentón y sal.
Anojo.- Es el ternero que aún no ha cumplido un año.
Antruído, antruejo.- Es sinónimo de carnaval.
Aortar.- Abortar, hablando de los animales, en especial de las vacas.
Apalear (las nueces).- Hacerlas caer del nogal a golpes de varales. Apalear los fréjoles.
Apañar.- Es ir a coger con la mano, una azada o una hoz las plantas de los sembrados.
Apañijo.- Es el producto de la acción de apañar. Conjunto de hierbas apañadas.
Aparatar.- Tener habilidad para hacer algo, ordenar cachivaches, arreglar, aderezar.
Aparejar.- Poner el aparejo, la jalma a una caballería.
Aparente.- Semejante, bien arreglado.
Aparvadero.- Instrumento de madera hecho con un tablón para amontonar la trilla.
Apear.- En sentido figurado y en frases negativas 'comprender'. Tu no te apeas de nada.
Apegamanos.- Plantas que crecen entre los cereales y que se pegan fácilmente al cogerlas.
Apercollar.- Agarrar y sujetar con fuerza y violencia, aunque no sea por el cuello.
Aperos.- Son los utensilios de la labranza.
Apostar.- Las vacas apuestan sobre la vara del carro para esforzarse menos al tirar de él.
Apoyar.-La vaca apoya cuando el ternero va a mamar, y da la leche de forma continuada.
Aprender (un nido).- Se dice cuando los niños descubren la existencia de un nido.
Apurarse.- Darse prisa en hacer algo.
Apurrir.- Apurrir las gavillas es dárselas al que está en el carro para que las coloque.
Aqueda (perro de).- Perro pequeño que emplean los pastores para detener el ganado.
Arándanos.- Brunos, fruto silvestre, ( para hacer la bebida del pacharán).
Arbañal.- Gatera por donde salen las aguas del corral a la calle.
Arcas.- Mojones que separan los terrenos comunales de distintos pueblos. Baules. Arcón.
Argamasa.- Masa de cal apagada mezclada con agua y arena para rebocar fachadas.
Aricar.- Arar superficialmente con objeto de limpiar de plantas dañinas el fruto ya nacido.
Armaduras.- Armazón formado por los picos y las latillas para aumentar la capacidad.
Armante.- Pieza suplementaria que se pone a la guadaña para segar cereales.
Arniajo.- Se dice de la persona muy menuda y más aún si se trata de un niño.
Artesa.- Utensilio hecho de madera empleado en las cocinas de horno.
Arracadas.- Pendientes, adornos de la oreja, femeninos
Arramplar.- Arrebatar, llevarse algo violentamente, arrasar.
Arrancar.- Se dice sacar de la tierra las fréjoles y los titos cuando ya están maduros.
Arrear.- Ir a la zaga de un conjunto de reses impidiendo que se dispersen.
Arrebañaduras.- Lo que queda cuando se arrebaña una cazuela o un recipiente.
Arrebucido.- Es una habitación muy pequeña para el número de personas determinado.
Arregañarse.- Caerse el carro sobre su trasera quedando la vara en el aire.
Arregazarse.- Subirse los pantalones o las faldas hacia arriba para no mojarse.
Arrempujones.- Es sinónimo de empujones.
Arresblagarse.- Ponerse a horcajadas sobre una caballería o sobre cualquier cosa.
Arriciarse.- Morirse de frío, se dice de un animal si pasa la noche al raso.
Arrojar.- Poner rojo el horno de amasar.
Arrozarse.- Romperse una cuerda soga o cordel, una atadura.
Arruñar.- El arañar del gato. Señales de las uñas en el rostro semejantes a una araña.
Asadura.- Se dice indistintamente la asadura o los hígados, en plural.
Asobear.- Enganchar la yunta al carro mediante el sobeo.
Asparabanes.- Aspavientos, gestos exagerados.
Asparse.- Cuando a uno le gusto mucho una casa se dice "se aspa por ello".
Aspearse.- Resentirse de las patas el ganado vacuno, y por eso hay que herrarlas.
Atajar (la corte).- Hacer un apartamento dentro de un redil con estacas entretejidas.
Atarazar.- Cortar algo de un golpe separando del todo las dos partes.
Atijos.- Cintas de las alpargatas para sujetarlas al tobillo.
Atizar.- Echar nuevo combustible en la lumbre una vez prendida.
Atollar -se.- Hundirse en un sitio fangoso o una depresión del terreno.
Atrecharse.- Quedarse arrugada la fruta a causa de las heladas o con el tiempo transcurrido.
Atropar.- Hacer gavillas y con éstas gavilleros o morenas. Atropador= para recoger la trilla
Atropos.- Son objetos desordenados.
Atuendos.- Vestidos, trabajos.
Aturullar.- Aturdirle a uno el ruido que suelen hacer los chicos en la calle.
Atusar.- Acariciar a los bichos pasándoles la mano a favor del pelo.
Aújas (del vino).- Se dice del vino un poco achampanado.
Auñar.- Hincarse de uñas las vacas cuando tienen que arrastrar un carro muy cargado.
Avenas (locas).- Plantas de avena que nacen aisladamente entre otros cereales.
Avenirse.- Tener derecho a médico y a veterinario cuantas veces haga falta, con Avenencia.
Aventar.- Ventear la presa los perros de caza. Limpiar al aire paja y grano en las eras.
Averarse.- Quedar uno tan ensimismado que no se pestañea.
Avesedo.- Es el costado de un valle que está orientado al norte y opuesto a la solana.
Azafate.- Cestilla de muy poco fondo, empleada para guardar los útiles de la costura.
Azumbre.- Medida antigua equivalente a dos litros, muy empleada para el vino.

Badana (zurrar la).- Castigo físico empleado con los niños.
Bago.- Conjunto de fincas sembradas todas de cereales o de legumbres. Lugar determinado.
Balagar.- Montón de mies cuando está en la era antes de ser trillado. Bálago=paja larga.
Balaústre.- Barandilla que protege y limita la escalera.
Balde.- Recipiente de cinc, bastante grande que se usa para llevar la ropa a lavar al caño.
Balea.- Escoba hecha de una planta especial que se emplea en la era.
Balsa.- Terreno o pago de Vegas.
Balsa.- Planta muy semejante al mimbre, que crece junto a los cauces de agua.
Banca.- Asiento sin respaldo (taburete).
Banco.- Asiento de madera alargado con o sin respaldo.
Banzos.- Los costados laterales de la masera, del escaño o sillón.
Bandrullo.- Conjunto de todas las vísceras en el ganado vacuno, ovino.
Barazón.- Anilla de hierro, que cuelga del yugo y por el que entra el puntal del arado.
Barbada.- Toda la parte inferior del cerdo que va desde el hocico hasta el rabo.
Barbecho.- Terreno que se deja descansar sin sembrar un año.
Barbo.- En sentido figurado se dice al que golfea, al aventurero sin escrúpulos, ¡vaya barbo.
Barda.- Tabique hecho de ramas entretejidas en la casa del monte para acotar un espacio.
Bardal.- Redil improvisado hecho con ramas para recoger el abono de las ovejas.
Bardina, -o.- Se aplica al ganado vacuno de color ceniciento canoso, de color ceniza.
Barga.- Rambla cuesta arriba, repecho en un camino.
Barril.- Botijo para el agua.
Basto (no dar).- No poder seguir el ritmo de quien hace algo muy deprisa.
Bate.- Palo para jugar. Huevos batidos para dulces.
Batel.- Balsa de cañas atadas, muy ligera, usada por los pescadores del río.
Beberaje.- Comida de cerdos hecha con salvados y agua.
Bedeja.- Porción de lana del colchón.
Berrar.- Se dice del hecho de balar las ovejas y las cabras. Berrido=balido.
Berros.- Planta acuática de aguas frías y buenas, Comestible como alimento.
Bienda.- Instrumento de madera que se emplea para cargar la paja en el carro en la era.
Biendo.- Bieldo. Instrumento de madera de 4 dientes para aventar la mies trillada en la era.
Binar.- Aradura que recibe una tierra en junio después de haber sido alzada y quedar vacía.
Birlar.- Tirar la bola por segunda vez desde el lugar donde haya quedado. Quitar taimada...
Bizma.- Una especie de parche, cataplasma o venda, aplicada a personas o animales.
Bocarón.- Abertura cuadrada en la pared del pajar para meter por él la paja y la hierba.
Boceras.- Residuos de comida que quedan alrededor de la boca por falta de higiene.
Bocoy.- Tonel para vino, más grande que los que se usan en las casas, para transporte.
Bodega.- Habitación de la planta baja orientada el norte para guardar el vino y comidas.
Boja.- Ampolla que sale en la piel a causa del trabajo continuado.
Bola.- Se trata de decir una mentira, una trola.
Bomba (en).- Para ponderar una inundación se dice: la finca está en bomba.
Boñica, Boñiga.- Excremento de ganado vacuno. Boñiquero=montón de boñicas.
Borrego, a.- Las crías entre dos y tres años en el ganado ovino.
Batero.- Macho cabrío que empeña a las cabras cuando éstas están botiondas.
Botillo.- Es igual que decir estómago de los animales.
Botijo.- Recipiente de agua con dos pitones; uno para echar el agua y el otro para beber.
Bozal.- Tejido de alambre que se adapta al hocico de las vacas para impedirlas comer.
Bramar.- Es igual que mugir en el ganado vacuno.- Bramido=mugido.
Brazao.- Cantidad de forraje que cabe entre los brazos de un hombre.
Bresna.- Astillita que uno se clava a veces en la carne.
Brezos.- Urces gruesas.
Brinquillo.- Anilla de alambre que se les pone a los cerdos en el hocico para que no hocen.
Broza.- Conjunto de plantas dañinas que nacen entre los cultivos.
Brunal.- Ciruelo que da brunos. Árbol frutal.
Bruno.- Ciruela morada pero más grande que el cascabelillo. Ciruela silvestre.
Brusco, -s.- Orificio nasales de los animales bovinos, Morro de los animales.
Buche.- Es el asno de corta edad mientras maman a su madre y la acompañan siempre.
Bufa, bufina.- Viento no intenso pero frío y seco.
Bufanda.- Prenda para abrigarse la garganta, larga y estrecha
Burreño (macho).- El resultado del cruce entre un caballo y una burra.
Burriquín.- Asno joven, sinónimo de buche.

Cabezada.- Objeto hecho de varias correas para la cabeza de las caballerías.
Cabija.- Palo redondeado para insertarse en el agujero del trillo o puntal del arado.
Cabijo.- Palo redondo que se usa para trancar la puerta por dentro cuando no hay cerradura.
Cabras.- Espigas que deja sin cortar el mal segador en el rastrojo.
Caceta.- Cacillo para sacar sopa o líquidos en general del recipiente que los contiene.
Cacida.- El conjunto de platos, cazuelas y cubiertos que hay en una casa.
Cacillo.- Es un utensilio de cocina muy usado antiguamente.
Cacín.- Dícese del cordero o cordera que tiene más de un año y menos de dos.
Cachas.- Se dice de las posaderas, la nalgada de las personas.
Cachiparra.- Es un insecto, una garrapata.
Cacho.- Trozo, pedazo, en general, parte de un todo.
Cadril.- En los animales la articulación más alta de las patas traseras.
Cadrilada.- Una de las mañas más espectaculares de la lucha leonesa.
Cagaletas.- Se trata del excremento de las ovejas y cabras.
Cagar (la mosca).- Se dice de la carne en general cuando aparecen los gusanos.
Cagarriatas.- Es el excremento que las gallinas dejan en todas las partes de casa.
Cagarruta.- Se trata del excremento de las ovejas, muy apreciado como abono orgánico.
Caída.- El conjunto de las vísceras, más la cabeza y las patas, en los animales de matadero.
Calcañar.- Es el talón del pie, y por extensión el de los calcetines.
Calceta.- Tejer a mano con dos agujas largas.
Caldereta.- Caldero de cobre para calentar agua en la cocina de horno.
Caliente.- Se dice de las yeguas y burras cuando están en celo.
Calisma.- Bochorno en días en que el horizonte aparece velado neblina blancuzca.
Calocas (metérsele algo a uno en las).- Encapricharse por algo tenazmente.
Calostro.- Primeros ordeños de una vaca recién parida
Calvo.- Juego de niños con un palo y un trípode que hay de derribar.
Calzón (tirar el).- Expresión empleada para hacer uno sus necesidades.
Cama.- La huella que deja en la tierra un animal después de haber ocupado un lugar.
Camba.- Pieza curvada del arado en la que se insertan la reja y el dental.
Camella.- Cada uno de los dos arcos del yugo donde se colocan cada una de las vacas.
Camino Castro.- Camino que va a dicho pueblo y al cementerio de Vegas.
Camisa.- Piel de las culebras fina y transparente cuando mudan la camisa.
Camisola.- Es una camisa que llega hasta los pies.
Campa.- Se trata de un pago en término de Vegas.
Campante.- Equivalente a tranquilo en ciertas expresiones o frases.
Campera.- Se dice de una parte del monte llana y sin árboles, clara de césped.
Campizas.- Un término de un valle del monte de Vegas.
Canciella.- Especia de portilla formada por varias tablas entrecruzadas.
Candajo.- Monte situado al oeste de Vegas.
Candeal.- Se trata de una clase de trigo muy empleado antiguamente.
Candil.- Instrumento para alumbrarse mediante aceite donde se empapa una mecha.
Canilla.- El hueso de la pierna que en la lengua urbana llamamos la espinilla.
Canso.- En la frase "estoy canso de verlo", es decir estoy harto de verlo.
Cantarero.- Especie de poyo para colocar los cántaros, una tabla ancha con bocas redondas.
Cantaridos.- Es el cantar de gallos y gallinas.
Cántaro.- Vasija de barro estrecha y ancha, con un asa, para el agua.
Cántaro.- Medida de capacidad equivalente a 16 litros, muy usada para medir el vino.
Cantarranas.- Barrio de Vegas, que va desde el Palacio a la Molinera.
Cantazo.- Pedrada, golpe que se da o recibe al lanzar una piedra, un canto.
Canteros.- Curruscos del pan de hogaza
Canto.- Piedra de tamaño mediano o grande y de forma redondeada.
Cantudos (titos).- Se llaman así las almortas o muelas.
Canuestros.- Leche de una vaca recién parida en los dos primeros días.
Canuto.- Materia ligera de que están llenas las cañas del saúco para hacer taqueras los niños
Cañada.- Se dice así del tuétano del hueso largo de los animales.
Cañizo.- Entramado de varas de varal flexible . Costana.
Caño. Con esta denominación se expresa el pozo artesiano que hay en cada pueblo.
Cañones (estar en).- Se dice de los pájaros que empiezan a echar pluma.
Capero.- Percha para colgar la ropa, es decir abrigos, pellizas, etc.
Caraquear.- Ruido que emiten los gallos y gallinas.
Carbonera.- Pájaro de color negruzco con una mancha rojiza en la cola.
Carajones.- Excrementos de las caballerías.
Carcaval.- Cauce que el agua de lluvia abre en los terrenos pendientes, erosionándolos.
Cardas.- Dos tablas, hembra y macho, erizadas de púas de acero empleadas para cardar.
Cardencas.- Cardos grandes y de vistosas formas que se pintan de colores para adornar.
Cardina, -o.- Se dice del caballar con pelaje ceniciento o vaca de pelo tordo.
Cardos borriqueros.- Cardos bastos que sólo comen los burros.
Carear.- Encaminar al rebaño mientras pasta en la dirección adecuada.
Careo.- Dirección que el pastor da al rebaño mientras pasta.
Careto.- Caballo que tiene una mancha blanca en la frente.
Carga.- Como medida de superficie equivale a 12 heminas y de áridos a 168 kilos.
Carraca.- Instrumento para hacer ruido que se emplea en la Cuaresma.
Carral.- Es un tonel para envasar el vino.
Carrancas.- Carlancas, collar erizado de púas para que los lobos no muerdan a los mastines.
Carriegos.- Cestos grandes, hondos, que se dejan en el carro para echar en ellos la uva.
Carrigüela.- Planta que nace entre los sembrados y se extiende a ras de suelo.
Carril.- Vado para caros, lo mismo en el río que en las presas.
Carrilleras.- Mandíbulas: quijada de ciertos animales de carillo.
Carriza.- Planta que crece en el soto en forma de vaina de espada.
Carroña.- Se dice de los desperdicios de los animales.
Carruchao.- Se dice del carro cargado de mies o de hierba cuando lleva poca carga.
Cartearse.- Mellarse el corte de una guadaña por no saber picarla.
Casa del monte.- Corte, en la ladera de Quebrantada, donde duermen los rebaños de ovejas.
Cascabelillo.- Ciruela pequeña de color morado, redonda y más pequeña que los brunos.
Cascajal.- Terreno lleno cascajo, guijo.
Cascar la liendre.- Zurrarse los chicos entre ellos. Pegar a un chico, castigándole.
Cascarria.- Mocos secos pegados a la cara de los niños descuidados.
Caseta.- La que se hace en la era para guardar herramientas y para comer a la sombra.
Castañeta.- Tubérculo pequeño y comestible que sale entre las tierras al pasar el arado.
Castro.- Juego de las niñas con un pedazo de teja empujándola con un solo pie.
Casulla.- Envoltura de cada uno de los granos en las espigas de trigo y centeno.
Catar (las colmenas).- Quitar la miel de las mismas en épocas determinadas. Probar algo.
Cavar el barro.- Operación de ir cavando la tierra para hacer los adobes.
Cavicuerna.- Planta de tallos duros y flexibles que sirve para hacer los ramaos de la era.
Calzapetes.- Plantas muy abundantes en el soto de flores amarillas que duran mucho.
Cazo.- Es un utensilio de cocina, con un mango.
Cazolero.- Se dice de una persona que es un fisgón, un entrometido. Metomentodo.
Cazuelo.- Vasija de barro sin asas y más alta que ancha para recipiente de alimentos.
Ceazo.- Cribo fino que se emplea para la harina que se va a emplear en el amasado.
Ceba.- Es la hierba que se guarda en el pajar para alimento del ganado vacuno.
Cebada (ganar la).- Revolcarse las caballerías con las patas por el aire.
Cebar.- Echar de comer al ganado vacuno varias veces al día en la cuadra.
Cebón.- Cerdo al que se engorda para matarlo en invierno.
Cecina.- Carne curada de vaca o de chivo, muy típica de León.
Cedazo.- Sirve para quitar los grumos a la harina que se va a emplear en el amasado.
Cegarato.- Cegato, que ve poco, pistañoso.
Celar.- El retroceder la yunta de vacas uncidas a la vez bajo el mismo yugo.
Celemín.- Es una medida antigua, equivalente a la cuarta parte de una hemina.
Cemingar.- Sacudir un árbol para que caiga la fruta.
Cencerra.- Instrumento de metal con un badajo que se pone al cuello de los carneros.
Cencerro.- En sentido figurado, personas alocadas o a mujeres de honestidad dudosa.
Cendera.- Trabajo colectivo de todos los vecinos del pueblo a labores del común.
Cepas.- Raíces de vides y urces muy usadas para proporcionar calor en la casa.
Cepo.- Colmena hecha del tronco hueco de un roble.
Ceranda.- Criba de cuero, con agujeros redondos, empleada para cereales y legumbres.
Cerlas.- Flequillo que llevan las melenas de las vacas y sirven para ahuyentar las moscas.
Cernada.- Se llama así a la ceniza que queda de quemar madera.
Cerner.- Es el florecer de los cereales en el campo.
Cernido.-Es la operación de separar la harina y el salvado al moler el trigo.
Certera.- Se dice de la res que pare todos los años.
Cerviz.- La carne que los novillos tienen sobre el cuello.
Cesta.- Recipiente hecho con mimbres o juncos especiales, con un asa por encima.
Cesto.- Recipiente mayor que la cesta, con dos pequeñas asas en el borde superior.
Cimorra.- Enfermedad en el ganado caballar, que era grave antiguamente.
Cinca.- Se dice de la bola que no hace ningún tanto en el juego de los bolos leoneses.
Cinco (echar las).- Merendar, hacer una comida entre la del mediodía y la cena.
Cirio.- Vela grande y gruesa de cera empleada en las iglesias.
Ciscar, se.- Jiscarse, ventosear sin ruido.
Cincha.- Correa que sujeta el aparejo en las caballerías, o sea, cinchar = trabar la cincha.
Cingar -se.- Sacudir un árbol, columpiarse, estar desajustada una cosa.
Cintas de lomo.- El lomo de cerdo de la mejor calidad.
Cirojal.- El árbol que da ciruelas.
Cirrio.- Es el hollín de las chimeneas.
Cisna.- Se dice de la vaca de color rojizo, pero más pálido que el de las bardinas.
Clamuras.- Gritos exagerados que algunas personas lanzan en momentos de dolor.
Claudia.- Una clase de ciruela muy dulce y jugosa.
Clisarse.- Quedarse pasmado de asombro; embobarse, entontecerse.
Cobertera.- Tapadera de cualquier vasija de las usadas en la cocina.
Cobertero.- Cubierta de cuero que va sobre la melena de las y tapando las cornales.
Cobertor.- Manta de la cama que ahora se llama manta, pero antes se decía cobertor.
Coco.- Gusano y cualquier bicho pequeño de nombre desconocido.
Cocoso.- Se dice de cualquier fruta atacada por las orugas, también se dice que tiene gata.
Cocotazo (caerse un).- Caída en la que se recibe un fuerte golpe en la cabeza.
Cocote abajo.- Con la cabeza para abajo y los pies en alto.
Coger.- "Coger a un pobre es darle cama y cena".
Cogorza.- Es una de tantas denominaciones para definir a una borrachera.
Coime.- Es igual que decir: ¡Caramba!.
Colambre.- Se dice para definir el pellejo de vino.
Colar (el río).- Atravesar, vadeándolo, el río o un cauce de agua en general.
Colchoneta.- Colchoncillo de lana que se coloca en el escaño de la cocina en el invierno.
Colegial.- Bufanda con flecos en ambos extremos usada en el invierno.
Columbrón.- Vuelta de campana; cuando algo baja rodando por una cuesta. Voltereta.
Comedias (echar las).- Representación de alguna obra teatral de mozos en los pueblos.
Comemeriendas.- Flor azulada a ras del suelo que sale al terminar la trilla en las eras.
Comisquiar.- Andar comiendo entre horas, comer un poquito de cada cosa.
Cómoda.- Mueble de dormitorio, alto y con cajones amplios
Compango.- Alimento de cerdo, en especial tocino o chorizo.
Comparanza.- Es el equivalente a comparación.
Comporta.- Compuerta usada para trancar la presa de riego.
Concejo.- Reunión de los vecinos del pueblo para tratar algo del común.
Concha.- Pedazo residual de la pastilla de jabón.
Confites.- Bolitas dulces, de colores varios y llamativos, muy baratas usadas en bautizos.
Conrobla.- Convite que se celebra al cerrarse un trato y paga el más beneficiado.
Convanida.- Se dice de la carne en descomposición, cuando ya empieza a pudrirse.
Copal.- Arbusto con flores blancas en inflorescencias esféricas.
Coplas (sacar).- Comentar un suceso en tono de burla y en verso.
Corcho.- Una fuente que se protege con un tronco hueco de roble metido en el suelo.
Cornales.- Correas para uncir los sobeos de las vacas.
Coronjo.- Carcoma de la madera. La madera está coronjosa, carcomida.
Corra.- Aro hecho de mimbre o vilorta retorcida usada para diversos usos.
Corral.-Lugar para las aves en las casas rústicas. Corraliza = ídem para el ganado.
Corredor.- Galería abierta, en el primer piso y dando en general al corral y al mediodía.
Corrida.- Turno por el que los vecinos de cada pueblo se rigen para cualquier menester.
Corro.- Por antonomasia es el que se hace alrededor de los luchadores en la lucha leonesa.
Corrusco.- Pedazo de pan con mucha corteza, el canto de una hogaza.
Corte.- Redil, casa de monte donde su guarda el ganado. Aprisco para el ganado.
Cortejar.- Hacer la corte a una chica, hablar entre novios. Visitar a la moza, enamorarla.
Corvas.- La parte de la pierna opuesta a la rodilla, por detrás.
Corzas.- Dos barras de hierro que llevan los carros de las vacas en la parte delantera.
Coscas.- Es el equivalente de las cosquillas.
Costal.- Saco grande de tela para transportar grano, equivale a quilma.
Costalada.- Caída violenta, con el cuerpo tendido.
Costanas.- Tableros que sirven para cerrar la caja del carro de las vacas.
Crespo (ponerse).- Se dice del que se enfada sin justificación, por suspicacia.
Cribo.- Criba de alambre empleada para cribar los cereales.
Cuadra (echar la).- Limpiar el establo sacando con una horca excrementos y paja sucia.
Cuadrar.- Convenirle a uno algo, arreglársele hacer algo.
Cuajo.- Cachaza, calma, lentitud para hacer algo que los demás consideran urgente.
Cuarta.-Yunta supletoria para ayudar a otra cuando ésta no es capaz de salir de un apuro.
Cuartear.- Enganchar una pareja cuando la que tira del carro no es capaz de salir del apuro.
Cuartearse.- Hendirse, agrietarse una pared.
Cuarterón.- Es una contraventana o postigo de madera supletorio de una ventana.
Cuartillo.- Medida de capacidad equivalente aproximadamente a medio litro.
Cuatro (el ).- Lugar en que de niños íbamos con las vacas durante el verano.
Cubeto.- Se trata de una pequeña cuba para el vino.
Cubiertas.- Se dice de las tejas árabes que van boca abajo; las otras se llaman canales.
Cubierto.- Es el tenedor para comer.
Cubrir.- El montar el macho a la hembra en celo se dice así.
Cucar.- En lenguaje de los chicos y con un matiz jocoso significa fornicar.
Cuchar (la) Cuchares (las).- Así se denominaba la cuchara o cucharas antiguamente.-
Cuelga.- Cuerda a la que iban atadas golosinas en el cumpleaños de algún niño.
Cuelmos.- Haces de paja de centeno sin grano empleados para jamuscar el cerdo muerto.
Cuenco.- Cazuelo de barro redondo y estrecho de boca, sin asas.
Cuerpo muerto (caerse a ).- Caerse de un árbol o de cualquier otro sitio elevado.
Cuesta, (la).- Es un término de Vegas al empezar el monte nada más pasar el río.
Cular (tripa).- La tripa ancha del cerdo cuyo fin es el culo.
Culebrina.- Descarga eléctrica de una tormenta cuando cae en zig-zag.
Cundir.- Se dice de ciertas cosas que dan mucho de sí. El arroz cunde mucho, la carne poco
Curar.- Secarse los productos del cerdo como chorizos y morcillas en la cocina de horno.
Curioso.- Habilidoso, que hace y termina bien las cosas y es un tanto artista en sus trabajos.
Curro.- Es el pato, ave de corral . Los salvajes se llaman alavancos.
Curso.- Es la palabra fina para referirse al final del intestino grueso.

Chamarguera.- Terreno húmedo que se presenta en valles y en los que aflora el agua.
Chambra.- Es una especie de blusa de mujer. Blusa interior o exterior antigua.
Chanclos.- Calzado que usan los pastores en invierno en tiempo de lluvias. Chancletas
Chanfaina.- Sopas de pan hervidas que se añaden al hígado frito del cerdo.
Chaparreto.- Es la persona de baja estatura pero ancho de tórax. Chaparro = Bajo y gordo.
Chapeado (baúl).- Baúl de colorines con adornos de latón en las esquinas.
Chapuzar.- Pescar a mano, sumergiéndose y buceando bajo las orillas para pescar.
Chaveta.- Barrita de hierro que sirve para cerrar una puerta. Chepudo = Jorobado.
Chicharros de grasa.- Trozos de grasa que se añaden al mondongo para hacer las morcillas.
Chichas (en).- Se dice de los pájaros cuando acaban de salir del huevo. Están en chichas.
Chicho.- Nombre que los niños dan al tocino cocido, ya para comer.
Chichos.- Chicharrones, manteca de cerdo con trozos de carne que se fríen y se comen.
Chifla.- Especie de flauta que los capadores hacen sonar al entrar en el pueblo.
Chiscar.- Era prender la lumbre con un chisquero. Hacer chispas.
Chisquero.- Instrumento para prender la lumbre que tenía como combustible yezca.
Chito.- Exclamación para ahuyentar al perro o hacerle callar.
Chivarro.- El cabrito de unos dos años.
Chivero.- Apartado que hace el pastor para tener apartas a las madres de sus hijos.
Chivo.- Macho adulto de la cabra (no el semental, que se llama botero).
Chochos.- Legumbre que se siembra para los cerdos, altramuces. Chocho = Trastornado.
Chopa.- Chopo desmochado que echa ramas a partir de esa copa inicial, son los emplantos.
Choriceras (tripas).- Las empleadas para hacer los chorizos, no las morcilleras.
Chorromorro.- Es un juego de los chicos. "Chorro morro, pico tallo, ¿qué será?".
Choto.- El ternero de menos de un año, también se dice añojo. Jato.
Chozo.- Cabaña de ramas de roble que el vaquero utiliza para dormir en verano.
Chufleta.- Cuchufleta; palabra zumbona.
Chupa.- Una gran mojadura, volver a casa "pingando"
Churruscar.- Freir mucho el tocino y por extensión cualquier cosa que se haga en la sartén.

Daño.- Voz que designa, sobre todo, el perjuicio que causan las tormentas.
Daños (pagar los).- Pagar el valor de lo que el ganado ha perjudicado a otro.
Deahecho.- Totalmente, todo seguido, sin interrupción.
Degaña.- Término de terrenos en Vegas del Condado.
Delantal.- Prenda femenina que libra la delantera de suciedades en sus labores.
De la que.- Al mismo tiempo que, a la vez que.
Demediao.- Lleno hasta la mitad, se aplica a cualquier clase de recipiente y contenido.
Denantes.- Antes. Se usa mucho como adverbio de tiempo. Anteriormente.
Dengue.- Manteleta triangular, femenina
Dental.- Pieza del arado en la que va apoyada e inserta la reja.
Dentro un poco.- En seguida, pronto.
Derramas.- Se trata de repartimientos comunales entre los vecinos de cada pueblo.
Deseguida.- En seguida, acto seguido, pronto.
Desenvuelto.- El que tiene mucha capacidad de trabajo, que hace las cosas de prisa y bien.
Desnaguadero.- Canal secundario por donde vuelve el agua al río, cuando no es necesaria.
Desojao.- La carga de la caja del carro con las costanas simplemente, sin armadura.
Despabilar.- Quitar el pábilo del candil. Despertar. Espabilar.
Despintarse.- En forma negativa reconocer a alguien por su fisonomía.
D'hoy más.- De ahora en adelante, a partir de hoy, a partir de ahora.
Diablura.- Acto reprensible de que las personas mayores acusan a los chicos.
Diez. (echar las).- Comida sobria a media mañana de los trabajadores en el campo.
Diquiera.- Es la preposición "hasta". "Vamos diquiera el soto. Vamos diquiera Villanueva".
Disbarate (vender al).- Vender a precio de saldo para acabar pronto la mercancía.
Discurrir.- Además de inteligente se aplica a los chicos para juzgar sus trastadas.
Dispensa.- Despensa, sitio de guardar los comestibles.
Disviar -se.- Apartar, -se, separar, -se, de algo.
Doce (tocar a las).- Toque de campanas que los chicos hacían al salir de la escuela.
Dos (pescar el).- Largarse, emprender la marcha con viveza.
Dril.- Tela de algodón, de chaquetas ligeras.
Dulzaina.- Instrumento musical de viento que acompaña al tambor y al bombo.
Dulzainero.- Es el que toca la dulzaina, junto al tamborilero y al que toca el bombo.

Echar la cuadra.-Limpiarla, sacar el abono que las vacas han dejado en ella.
Echarse.- Empezar las aves el periodo de incubación.
Embalagoso.- Se dice de las personas a quienes es difícil dar gusto, que protestan por todo.
Embazar, quedar embazao.- Producir un síncope reflejo a causa de un golpe en el pecho.
Embelga.- Cada una de las partes en que el sembrador divide una tierra antes de sembrarla.
Embelgos.- Mellizos, nacidos del mismo parto.
Embobarse.- Entretenerse, llegar tarde a algo o algún sitio por haberse distraído hablando.
Emborricarse.- Enfadarse con los demás guardando un mutismo total.
Embraídas (las manos).- Ateridas por el frío.
Embruciada.- La cantidad que cabe en el hueco de las manos juntas.
Emburriar.- En el lenguaje infantil, empujar, dar un empujón a otro.
Embutirse.- Hincharse de agua o de aire la cara intencionalmente.
Empajar.- Crecer mucho las cañas de las mieses en las tierras.
Empapizarse.- Atragantarse comiendo o bebiendo mucho y de prisa.
Empedrao.- Se dice del cielo cuando aparece cubierto de nubes espesas y redondas.
Empicarse.- Acostumbrarse los animales a burlar la guarda del vaquero.
Empisna.- Herpes que padece el ganado vacuno y que se contagia a las personas.
Empontigar.- Engañar a alguien mediante promesas más o menos realizables.
Empozarse.- Irse al fondo, hundirse, empozar.
Enagua.- Es una prenda interior femenina.
Encadillarse.- Quedarse trabados y de espaldas el perro y la perra después del coito.
Encalcar.- Apretar, en especial la verdura que los apañadores recogen por las tierras.
Encalcatierras.- Pájaro de color terroso, algo mayor que el gorrión que anda por las tierras.
Encañao.- Se dice del brazo vendado o escayolado, y en cabestrillo.
Encañar.- Se dice así cuando hay que vendar una herida exterior. Encaramarse = Subir.
Encartonao.- Se dice del que recupera la salud después de una larga enfermedad.
Encinal.- Término de monte entre Vegas y Devesa.
Encerrar hierba, paja.- La faena de recoger la hierba y la de la paja del campo a casa.
Encetadura.- Llaga que se produce en la piel de los dedos del pie o en el cuerpo. Corte de piel.
Encetar- Es comenzar a comer de ciertos alimentos, empezarlos, cortar el primero.
Encetarse.- Aparecer llagas en la piel del cuerpo, en especial en los pies por el sudor.
Encorujarse.- Acurrucarse a causa del frío, sobre todo se dice de los pájaros en el invierno.
Endilgar.- Hacer encajar algo a alguien
Enflacar.- Adelgazar; se aplica casi exclusivamente a los animales.
Enfoscar -se.-Ensuciar, especialmente aplicado a los potes que se teñían de negro al fuego.
Enfurruñarse.- Enfadarse, negándose a hablar, enfurruscarse, enojarse. Amoscarse.
Enganchar.- Es el acto de unir la yunta al carro mediante el sobeo.
Engañapastores.- Pájaro que vive en el monte. Chotacabras.
Engarilla.- Portilla de tablas que cierra la entrada a las huerta o fincas cercadas.
Engaritar.- Engañar con astucia y mediante promesas dudosas de cumplir.
Engatusar.- Engañar con halagos y mentiras.
Enguarina.- Prenda masculina de mucho abrigo y más larga que la pelliza.
Enguilar.- Es trepar a los árboles.
Enredar.- Seducir a una mujer soltera a la que se hace madre. Engañar con astucia.
Enroscarse.- Enrolarse, se aplica sobre todo a las culebras.
Enseñao (estar).- Estar acostumbrado, tener hábito, tener experiencia.
Entá.- Todavía. Es deducción de entavía, entodavía.
Entafarrarse.- Se dice de los niños cuando comen y se manchan los labios y el exterior.
Entalancarse.- Trabarse, quedarse aprisionado en una sebe o entre zarzas.
Entavía.- Todavía, aún.
Entelarse.- Accidente que sufre el ganado vacuno al comer con ansia ciertas yerbas.
Entero (burro).- Es el burro que está sin capar.
Entisnarse.- Es igual que tiznarse.
Entornar.- Poner de costado violentamente el carro, inclinar cuando se trata de un recipiente
Entrada.- Convite que paga el muchacho a los mozos al entrar como mozo.
Entramparse.- Se entrampan en la garganta las espinas de pescado o huesos, etc.
Entrar por mozo.- Ser admitido en la reunión de los mozos porque pagó ya la entrada.
Entrecallar.- Cocer algo no totalmente.
Entrepecho.- Se dice de un repecho de una cuesta que hay que subir.
Envernizo.- Tiempo frío, propio del invierno.
Enviscar.- Azuzar a los perros entre ellos o contra una persona, sembrar cizaña entre gente.
Enzarzarse.- Pelearse, entablar una pelea entre personas o animales.
Esbalagar.- Extender la mies en redondo, en trilla, según se va arrancado del balagar.
Esberrizar.- Se dice que las vacas esberrizan cuando huelen sangre de otra res. Bramar.
Esburciarse.- Desmoronarse un montón, o tierra de la orilla socavada por el agua.
Escabuchar.- Escavar superficialmente y de prisa para quitar las hierbas malas.
Escabuche.- Azada pequeña usada mucho para escavar los sembrados de leguminosas.
Escacharse.- Hacerse pedazos un objeto, en especial platos y vasijas en general.
Escamullir.- Ahuecar la lana de los colchones u otras cosas apelmazadas.
Escaño.- Banco largo con brazos y respaldo que hay en todas las cocinas y muy usado.
Escarduz.- Arisco, que no se deja acariciar; se dice siempre de los gatos y ciertos niños.
Escarmenar.- Desenredar la lana del vellón después de haberlo lavado.
Escarpín.- Media de estameña que se usaba con las madreñas en el invierno. Botines ídem.
Escatimar.- Se dice de la caza o la pesca cuando no se deja acercar.
Escavar.- Quitar con el escabuche la broza que nace entre las legumbres.
Escoger (fréjoles, garbanzos).- Limpiarlos de piedrecitas u objetos extraños.
Escogido.- Se dice de la persona de paladar refinado y sensible.
Escogolladero.- Montón de vainas vacías y verdes después de haber comido el fruto.
Escogollar.- Romper a mano las vainas de fréjoles cuando no se pueden trillar en la era.
Escolumbrarse.- Perderse de vista tras el horizonte por la lejanía.
Escombullir.- Desenredar la mies, esparciéndola bien con horcas para deshacer las gavillas.
Escomencipiar.- Es igual que decir empezar.
Escornarse.- Se dice de las vacas cuando, por accidente, se rompen un cuerno.
Escorreduras.- Las últimas gotas de un líquido. Arrebañaduras de los sólidos.
Escriño.- Recipiente de cañas y paja trenzada, se emplea para la harina y el grano.
Escuajaringarse.- Estropearse algo, dejar de funcionar, romperse, estrozarse.
Escurecer, escurecido.-. Al anochecer, anochecido.
Esforzar .- Violar a una mujer.
Esgañar -se.- Estrangular -se.- ahogarse; ahorcarse. Las ovejas se esgañan.
Esgancharse.- Romperse la rama de un árbol, por la fuerza del viento o por el peso de fruta.
Esgarrarse.- Resquebrajarse la madera, de un árbol o una tabla, un mueble.
Escotar (un pozo).- Sacar el agua en verano de las hondonadas donde está la pesca.
Esgrullarse.- Ponerse de cuclillas.
Esjuagar.- Lavar algún recipiente superficialmente sin emplear jabón.
Esmadrarse.- Accidente de las vacas preñadas, Salirse la madre al parir.
Esmiajar.- Desmigajar el pan.
Esnucarse.- Matarse al recibir un golpe en la cabeza.
Espachurrar -se.- La fruta cuando está muy madura se espachurra fácilmente.
Espadaña.- Planta de hojas anchas y largas que crecen en terrenos húmedos.
Espalar abono.- Cavar y remover el abono antes de llevarlo a las tierras, en el muradal.
Espandillarse.- Dislocarse la paletilla las reses vacunas o caballerías.
Esparavanes.- Aspavientos, gestos ampulosos o extraños.
Esparto.- Cordeles de este material al igual que las suelas de las alpargatas.
Esparramarse.- Diseminarse, extenderse, desparramarse de cosas sólidas.
Espatarrarse.- Abrirse mucho las piernas al sentarse, como lo hacen lo personas gordas.
Espeluchar.- Engordar, fortalecerse, crecer, se dice de los chicos y en frases negativas.
Espelurciao.- Con el pelo revuelto y en desorden.
Espellejarse.- Despellejarse, Levantarse la piel sin llegar a sangrar.
Espetera.- Tabla con unos ganchos de los que se cuelgan los útiles de cocina.
Espigar. Se dice de las lechugas cuando ya están talludas, viejas.
Espinero.- Término al sur de Vegas que linda con Villanueva.
Espinos.- Plantas espinosas de las sebes que unos crían andrinos y otros majuetos.
Espiritarse (por algo).- Desearlo vehementemente.
Espitar.- Empezar una pipa de vino de vino por primera vez.
Espiritarse (por algo).- Desearlo vehementemente, adelgazar, consumirse.
Estadonjos.- Barrotes de madera que limitan la caja del carro a cada lado.
Estazar.- Cortar en pedazos al cerdo recién matado después de haberle quitado todo.
Esteva.- Parte posterior del arado, por donde el labrador lo agarra.
Estil.- Palo al que va sujeta la guadaña.
Estingarriarse.- Extenderse con las piernas y los brazos separados y estirados.
Estrao.- Espacio elevado, en la cocina de horno, donde se colocan las hogazas cocidas.
Estrinque.- Cadena con la que se engancha la yunta supletoria a la que ya está al carro.
Estropajo.- Cuerdas de esparto deshilachado y atado para fregar.
Esturar -se.- Quemarse ligeramente, requemarse.
Excolumbrar.- Perderse de vista en el horizonte.
Explayarse.- Explicarse muy ampliamente.

Facendera.- Hacendera. Se trata de un trabajo comunal y en él participan todos los vecinos.
Fallero.- En una tabla o una viga, el adelgazamiento por donde se muestra más frágil.
Falispa.- Pavesa de fuego o de lumbre.
Faltriquera.- Bolso que llevan las mujeres bajo la saya pero independiente de ésta.
Falso.- Se aplica al hipócrita, al que traiciona con actos dañinos a otra persona.
Fardar.- Darse demasiada importancia en cosas personales.
Fardel.- Saquito de tela para legumbres o harina u otros menesteres, de 5 kilos.
Farfantón, a.- Fuerte, gallardo, y de buena planta. Farfantona = "moza de garbo".
Farmiento.- Levadura de pan, que también se dice hurmiento.
Farocho,-a.- Se dice de la cosa mal acabada, toscamente terminada o hecha.
Farol.- Especie de candil que va encerrado entre cuatro paredes de cristal.
Fato.- Tontuelo, que cuenta todo, presumiso.
Feje.- Haz de leña o de hoja o de cualquier cosa del campo.
Feúra.- Fealdad; se opone a guapura.
Fiestina (el día la).- Es el día siguiente al de la fiesta principal del pueblo.
Filandón.- Tertulia en casa de vecinos entre mujeres y hombres durante el invierno.
Fofo.- Se dice de alguien que parece un blandengue, flojo.
Forastero.- El que es de otro pueblo; estar forastero es el que está de viaje.
Forraje.- La hierba que se siega a trozos para dársela a las vacas recién segada.
Forrascar.- Extender las brasas por toda la superficie del horno de amasar.
Forroñoso.- Se dice de algo que está oxidado. De mal aspecto.
Fotre (gordo como un).- El que está gordísimo se le denomina así.
Frambuesa.- Es un fruto agridulce, rosado. Arbusto.
Fréjol. Es la denominación muy común al expresar la judía pinta. La blanca, es alubia.
Frejolines de arroz.- Blancos como las alubias pero de forma redondeada como fréjoles.
Fresquera.- Especie de cajón para guardar alimentos con los lados de tela metálica.
Friúra.- Frío intenso, tiempo de heladas. Friúsco es el tiempo anterior a la friúra.
Fuñicar.- Trabajar sin orden, sin talento, sin resultado o provecho.

Gacha.- Se dice de la vaca que tiene los cuernos hacia abajo.
Gachapo.- Recipiente de metal, de madera o de cuerno para llevar la piedra de afilar.
Gafas (las manos).- Ásperas a causa de ciertos trabajos ordinarios.
Gafura (tiempo de).- Tiempo de fríos intensos y muy secos, a menudo con viento.
Gafuras.- Reptiles, sapos y cualquier animal de nombre desconocido que viva en la tierra.
Galbana.- Pereza que se siente en verano a causa del calor.
Galumbo.- Se dice de un carro con una carga de hierba o mies muy voluminosa.
Gallarota.- Esferilla muy ligera que crían los robles producida por una larva.
Gamones.- Plantas que se crían en el monte, y se emplean para dar de comer a los cerdos.
Gamusina.- Se trata de un animal imaginativo.
Gancho.- Brazo de río que se origina en las grandes crecidas y que dura mucho tiempo.
Gancho.- La parte que queda en el tronco cuando se rompe una rama.
Gañate.- Gaznate, garguero, gorja, nuez, pasapán.
Garabito.- Palo que termina en un ganchito formando un ángulo muy agudo para la hierba.
Gargüello.- Garganta. Garrafa.- Arte de pesca, una red que se lanza desde la orilla.
Gasto.- Es el consumo casero. Sembrar p'al gasto. Coger p'al gasto.
Gata.- Es una oruga en general. Las manzanas están llenas de gatas.
Gatera.- Agujero a ras del suelo en la pared o en una puerta para que pase el gato de casa.
Gatero.- En una sebe, abertura por donde salen y entran reses.
Gatuña.- Planta espinosa, muy baja, que abunda en el campo con ramitas muy espesas.
Gavilucho.- Gavilán, ave de rapiña de pequeño tamaño, de color pardo jaspeado.
Gavilla.- Cada haz de mies, después de segada. Manojos de los cereales.
Gavión -es.- Defensas de cantos que se construyen a la orilla del río, con tela metálica.
Gazuza.- Hambre, en tono un tanto festivo.
Gerandilla.- Corro de niñas que cantan y giran rítmicamente.
Gocha.- Una de las mañas empleadas en la lucha leonesa.
Gochinera.- Es la estancia donde se crían los cerdos.
Gochipero.- Se dice en tono jocoso de una casa miserable, pequeña y sucia.
Gocho, -a.- Cerdo, cerda; también se usa mucho como adjetivo aplicado a personas.
Golisma.- Señuelo; se dice "ésa, con la golisma de la herencia mira por el tío, que si no..."
Golismear.- Fisgar buscando provecho personal, meterse donde no le llaman a uno.
Golondrino.- Es un divieso situado en el sobaco.
Gorgoto (encogerse como un).- Acurrucarse en la cama cuando hace mucho frío. Ovillo.
Gorjas.- Equivale a garganta, cortarse las gorjas es suicidarse cortándose la garganta.
Gorrumba.- Joroba muy pronunciada de las personas.
Grancias.- Granzas, desperdicios de la mies trillada.
Grosella.- Fruto del grosellero.
Guadaña.- Herramienta para segar la hierba y los cereales, manejada a mano.
Guaje, a.- Es el nombre con el que designa normalmente a un niño o una niña.
Guarecer.- Guardar bajo techado a alguien o a cualquier cosa.
Guarda.- Persona encargada de hacer respetar la ordenanza de los riegos, o los ganados.
Guarecer.- Pastar el ganado, se dice especialmente de las ovejas.
Guarrear.- Se dice de los niños cuando lloran a voz en grito.
Güelga (de).- Se dice de la finca que se deja sin sembrar. Tengo tal finca de güelga.
Güero.- Es el huevo que se pierde por haber quedado sin fecundar.
Güevero.- Fisgón, curioso, métese-en todo.
Güeveril.- "Marzo nialazo, abril güeveril, mayo pajarayo". Así dice el refrán.
Guindo (peras de Don).- Una clase de peras muy dulces y apreciadas por todos.
Guirrio (vestirse de).- Disfrazarse estrambóticamente por Antruido, Carnavales.
Gutir.- Se usa en frases negativas con el sentido de responder, contestar. No gutió.

Hachero.- Mueble de madera en la iglesia para colocar hachas y un cajón para guardar algo.
Hachón.- Cirio muy grueso que se enciende en la iglesia en los funerales y otras ocasiones.
Halitar.- Volver en sí, recobrar el conocimiento, se dice de las personas y animales.
Haragán.- Descuidado en el vestir, perezoso y algo bohemio.
Harrén.- Cereal que se siega verde, sin espiga, para dárselo a las vacas. Ferreño.
Hazañas.- Diabluras, ocurrencias de los chicos, trastadas sin consecuencias.
Hemina.- Medida de áridos y de superficie, muy empleada en la comarca.
Herejías.- Crueldades que, a veces, cometen con los animales los niños.
Híbrido.- Es un tipo de vid muy extendida en la región.
Hierro.- El conjunto de cenceras de un rebaño y el sonido peculiar que producen.
Hijuela.- La parte de herencia en tierras que corresponde a cada heredero.
Hincha.- Se trata de una antipatía que alguien coge contra otro.
Hita.- Un juego de niños consistente en derribar una especie de bolo pequeño con monedas.
Hocejo.- Especie de hoz con una ligera curvatura usada para repodar las sebes.
Hocil.- Instrumento de hierro, recto y ancho, para cortar la leña.
Hogar.- Espacio sobre el que arde la leña en las cocinas de horneja.
Hoja (ir a pelar).- Recoger en un saco hojas de negrillo para dar a los cerdos. Hojarasca.
Hondón.- El fondo de cualquier vasija o recipiente, como vasos, cazuelas etc..
Horca.- Herramienta de madera, o de hierro, con cuatro cinco o seis dientes.
Hornera.- El horno de amasar el pan que está siempre en una pequeña edificación aneja.
Horno.- El de amasar el pan y la edificación donde éste se encuentra. Cocina de horno.
Horqueta.- Rama bifurcada que se emplea como mango para rastros y soporte de caños.
Horquín.- Horca con sólo dos dientes de hierro, empleado para muchas ocasiones.
Hortelana.- Hierbabuena; se emplea en algunos guisos de cocina.
Huerto.- Finca pequeña, próxima a la casa, es decir, junto al pueblo plantada de hortalizas.
Humarera.- El humo que inunda la cocina cuando ésta no tira bien.
Hurmiento.- La levadura para amasar el pan, de un amasado para otro dejado como levadura.

Ijada.- Vara recta y larga, con un rejón en la punta, empleada para guiar las vacas.
Ilaga.- Aulaga, planta espinosa que se utiliza a veces para encender fuego.
Incordio.- Hinchazón de un ganglio, en el sobaco, a causa de ciertas infecciones.
Injurias.- Crueldades que, a veces, cometen los chicos con los animales.
Intereses.- El patrimonio, el capital, los bienes, se denominan los intereses.

Jalma.- Albarda que se pone a los asnos para usarlos como cabalgadura.
Jamosta.- Lazada, en oposición a nudo, que se suelta fácilmente tirando de un cabo.
Jamuscar .- Chamuscar, quemar el pelo. Quemar las cerdas del cerdo.
Janciana.- Planta de raíz con sabor amargo.
Jándalo.- Mozo de elegante presencia.
Jarca.- Grupo en general de chicos ruidosos, bullanguero, y numeroso.
Jarrapundia.- Un grupo numeroso de rapaces, bullanguero, del que se esperan fechorías.
Jarro.- Jofaina de metal que contiene el agua de lavarse las personas en la alcoba.
Jato, -a.- Es una palabra muy usada para ternero -a. Choto.
Jergón.- Colchón de paja de maíz.
Jeringao (qué).- Exclamación aplicada a los chicos, de matiz admirativo, afectivo.
Jícara.- Tacita para tomar chocolate.
Jijas.- Persona menuda y delgada.
Jinque.- Juego de los chicos que consiste en clavar un palo en el césped, derribando otro.
Jisca.- En el lenguaje infantil, vulva de la mujer.
Jiscos de lobo.- Hongos que nacen en el soto, que al tocarlos se deshacen en un polvillo.
Jitas (en).- Desnudo, en cueros. En coritos. Los niños se bañan en jitas en el río.
Jooo!.- Voz que se emplea con el ganado vacuno para que detenga su marcha.
Jornal (llamar a).- Contratar a alguien por días sueltos para ayudar en faenas del campo.
Jorobar.- Fastidiar, molestar a alguien.
Jostra.- Costra de una herida en vías de curación, de mayor tamaño que la postilla.
Jostrapada.- Caída violenta con todo el cuerpo en tierra.
Jotar.- Hacer que mame un cordero o ternero, sujetando a su madre, cuando ella no quiere.
Jotricón.- Embestida que da la cría sin soltar el pezón, cuando la madre no "apoya".
Jullarse.- En el lenguaje infantil, venirse al suelo, por no poder soportar la carga o el peso.
Jurriarse.- Se dice de los terneros lactantes cuando tienen diarrea, jurriatela = diarrea.
Justillo.- Prenda antigua que usaban las mujeres en lugar del sostén actual.

Labor -es.- Quehaceres domésticos propios del ama de casa. Distintas labores agrícolas.
Lacena.- Alacena, armario de cocina mayor que el vasar y con unas puertecillas.
Ladino.- Taimado, zorreras, se dice del que no se porta rectamente.
Lambrón.- Aprovechado, amigo de aprovecharse de lo que es de todos.., de lambronear.
Laña.- Grapa de metal para sujetar un cacharro "harpado". Lañar = Reparar con lañas.
Lástico.- Especie de chaleco de lana que antes se ponían los hombres en invierno.
Lastra.- Henil de tipo antiguo sobre la cuadra de las vacas, de techo bajo.
Latillas.- Sendas tablas dobles que longitudinalmente forman las armaduras del carro.
Latre.- Se dice del juerguista, algo Don Juan y poco escrupuloso. Juan es un latre.
Lavadera.- Utensilio de madera en forma adecuada para lavar la ropa en el lavadero.
Lebráncano.- Liebre grande, de mayor tamaño que el normal. Lebrato = Cría de liebre.
Lecherinas.- Plantas tiernas y dulzonas, que nacen en mayo y junio en las huertas.
Librar -se.- Ayudar a la parturienta a expulsar la placenta. Librarse ella sola.
Liendres.- Así se llaman a los huevos del piojo común.
Lila.- En la lengua infantil el pene, pelila.
Limos.- Sustancia gelatinosa que sueltan las vacas para facilitar el parto o en celo.
Limpiarse.- Expulsar la placenta después del parto. Limpias = La placenta de la hembra.
Linares.- Terrenos sembrados de lino.
Linaza.- Semilla de lino, que se empleaba en la terapéutica de las heridas infectadas.
Livianos.- Los pulmones, hablando de los animales de matadero.
Lobada.- Matanza de varias reses que a veces hace el lobo. Lobines = Las crías del lobo.
Loma.- Es la palabra más empleada para la idea de colina, de altura.
Lomada.- Es una caída violenta de una persona en el suelo.
Lona.- Se trata de un tejido fuerte.
Lorza.- Pliegue o bastilla en una prenda de vestir para que quede más ajustada.
Lucido (dar de).- Enjalbegar las paredes de la casa, por dentro,. Encalar las paredes.
Luche.- Lucha de dos luchadores se agarran del cinto para derribarse, en la lucha leonesa.
Lumia.-Se aplica este adjetivo a una joven demasiado delicada.
Lumbre.- Fuego, hoguera. Hablando de la cocina se dice "Prender la lumbre".
Lúpulo.- Planta trepadora cuya flor sirve para aromatizar la cerveza, muy cultivada aquí.

Llamazares.- Apellido de varios vecinos en Vegas y en la comarca.
Llamar la pareja.- Ir delante de la yunta con la ijada, conducirla desde delante.
Llana (dar de).- Recubrir las paredes con barro para que queden bien lisas.
Llanta.- Cerco exterior de las ruedas del carro; es de hierro.
Llapazos.- Plantas inútiles. Que crecen en las tierras de labor y que no sirven para nada.
Llave.- Barrita de madera para cerrar el collar de las vacas.
Lloverse.- Se dice de la casa cuyo tejado está viejo.
Llovisnar.- Llover agua menuda y suave, propio del tiempo de blandura.

Macho.- Mulo, el fruto del cruce de un caballo y una burra o de una yegua con un burro.
Macho.- Mazo de hierro que usa el herrero en la fragua del pueblo.
Machorra.- Es la hembra que no está preñada.
Madera.- De alguien que es poco trabajador se dice que "tiene mala madera".
Madero.- Tronco de árbol colocado a la puerta de la casa para sentarse en él las noches.
Madre.- Matriz de las hembras: A las vacas a veces se les sale la madre durante el parto.
Madreña.- Calzado de madera, con tres tarucos, ideal para el barro y el tiempo de lluvia.
Madriz -ces.- Zanja que se hace en las tierras húmedas para que sirva de drenaje.
Magosto.- Se dice cuando se asan las castañas.
Maimones.- Animales fantásticos. Es broma que a veces gastan a una persona crédula.
Mainante, -a.- Se aplica al instigador, al organizador del hecho reprensible.
Majada.- Una parte del monte que suele estar de robles donde pasa la noche el ganado.
Majar el ajo.- El ruido que hacen las cigüeñas con el pico y torciendo el cuello.
Majuetos.- Bayas rojas que produce cierta clase de espinos; los espinos dan andrinos.
Malandrán.- Es igual que desgarbado.
Mancadura- Lesión muscular o fractura de algún hueso, aplicado a personas o animales.
Mancar.- Hacer daño, lastimar: también se dice de los zapatos cuando nos están pequeños.
Mancarse.- Hacerse daño, lastimarse en general.
Mandanga (hacer una).- No trabajar haciendo que se trabaja, fingiendo que se colabora.
Mandao, -ada.- Obediente. Se dice de los niños que cumplen con seriedad lo que deben.
Mandar.- Otorgar bienes a un heredero que no tiene derecho a recibirlos automáticamente.
Mandil.- Pieza delantera con cintas para proteger en casa los vestidos.
Manear.- Atar las patas delanteras de una caballería para que no se escape de donde está.
Manflorita.- Se dice de ciertos animales hembras con apariencia de machos.
Mangante.- Se dice del vago, del que se arregla para vivir a costa de los demás.
Manguán.- Torpe, sucio y descuidado en su persona. A veces se aplica a los mendigos.
Maniega.- Ganado que sólo trabaja uncido a una mano determinada.
Manro.- Antiguo juego de los chicos muy empleado en los pueblos.
Manta (regar a).- Manera de regar las praderas o huertas, no los sembrados.
Manteca.- Es la nata de la leche, la grasa que ésta tiene, y por extensión la mantequilla.
Manteca.- La grasa en crudo del cerdo y en especial la más espesa que le recubre dentro.
Manteo.- Falda larga, hasta los pies, negra o de color muy oscuro, que vestían las mujeres.
Mantilla.- Cubre espalda de raso, algodón bordado o encaje, o para cubrir la cabeza.
Mantillín.- Capela típica femenina leonesa, negra de paño con raso.
Mantón.- Manto negro, de lana, que las mujeres se ponen sobre los hombros.
Mañas.- Llaves, tretas,, distintos tipos de ataque de los luchadores en la lucha leonesa.
Maquila.- La cantidad, en grano, que el molinero percibe por moler otra cantidad.
Marallo.- Calle que abre el segador en viaje de ida y vuelta cuando siega.
Marcaciones.- Conjunto de marcos de madera de las puerta y ventanas de una casa.
Marcarla.- Se usa siempre en frases negativas: el que no la marca es el que no trabaja.
Marcialín.- Cerdo para matar, de unos siete meses de edad.
Marecer.- El cubrir el marón a las ovejas; quedar preñadas. Marionda = la oveja en celo.
Marinera.-Zarzamora acuática de granos gordos y muy dulces, en los cauces de agua.
Maruéndano.- Fresa silvestre. Meruéndano.
Masera.- Artesa grande, con patas, en la cual se hace la pasta del pan en la cocina horno.
Mata.- Conjunto de hojascos y ramas de roble muy espesos.
Matadura.- Herida producida en el lomo de las caballerías por roce de los arreos.
Matar el gocho.- Sacrificar el cerdo en casa. Matanza es el conjunto de sus productos.
Materia.- Pus de las heridas infectadas.
Material.- Cuero, piel curtida. Pellejo.
Matraca.- Instrumento que sirve para hacer ruido en las ceremonias de Semana Santa.
Mayar.- Maullar el gato, en especial el maullido lastimero. También se dice maigar.
Mayo.- Chopo que se pone en la plaza cuando alguien canta misa en el pueblo.
Mediana.- Zancadilla, maña usada en la lucha leonesa.
Medianía.- Pared que separa dos casas de distinto propietario.
Mediao, -ada.- Se dice de lo que está lleno hasta la mitad, aproximadamente.
Mejorar.- Dejar a un heredero más herencia que a los otros, tratándose de hermanos.
Melena.- Cubierta de cuero que se coloca entre el cuello de las vacas y el yugo.
Melendreras.- Paraje en la cuesta del monte de Vegas, muy bueno para cazar.
Membrillar.- Arbol que da membrillos. Monte particular al sur del de Vegas.
Menguar.- Disminuir. Se aplica especialmente a los días de fines de verano y otoño.
Menta.- Planta aromática muy cultivada en la ribera hasta finales de los años 1980
Mermar.- Disminuir el volumen, se dice mucho del agua que trae el río.
Metá.- Forma arcaizante de mitad que se oye mucho en ciertas frases hechas.
Miagar.- Maullar; en sentido figurado se dice del que ha venido a menos en su economía.
Miaja, miajina.- Un poco, un poquito, hablando de sólidos. De líquidos, una pinta, una gota
Miche.- Bolo más pequeño que los demás en el juego de los bolos leoneses.
Mielga.- Planta rastrera muy apreciada por los animales, en especial por los burros.
Migar (las sopas).- Cortar el pan para hacer las sopas de ajo o leche migada.
Migas.- Plato típico de la época de la matanza: chicharros con pan esmiajao y azúcar.
Mis.- Voz que, repetida, se usa para llamar a los gatos, también se dice misin-misin.
Mocho.- Carnero sin cuernos; una clase de trigo que no tiene barbas como el candela.
Modorro, -a.- Reses ovinas atacadas de una especie de meningitis mortal, que dan vueltas.
Modorro.- Estúpido; se emplea con el que no reconoce su error e insiste en él.
Mofo, a.- Se dice del que está gordo y fofo.
Mogo.- Moho que crían los alimentos; se dice sobre todo, del pan. El pan está mogoso.
Mojar pan.- Empapar pan en una salsa, en el chocolate, en vino, en aguardiente.
Mojón.- Piedra grande que marca los límites entre fincas.
Molledo.- Una hogaza tiene rescaño (corteza) y muelle o molledo (miga).
Mondongo.- Es la masa que se pone en las morcillas.
Moña.- Muñeca con la que juegan las niñas, a veces es un simple palo al que arropan.
Moquero.- Es el pañuelo normal de bolsillo que todos empleamos para el aseo personal.
Mordisco.- Mordedura, y pedazo de algo que se arranca con los dientes.
Morena.- Conjunto de gavillas, alineadas en una fila doble sobre la finca, para el acarreo
Morrada.- Golpe en la cara con la mano o con el puño, bofetada.
Morrillazo.- Golpe que se da con un morrillo. Morrillo.- Pedrusco, canto grande.
Morugo.- Huraño, poco hablador, reservado. Existe el verbo amorugarse.
Moscar.- Correr desenfrenadamente el ganado vacuno cuando le pica la mosca en verano.
Mosquilón.- Cachete, pescozón que dan los mayores a los niños.
Mostalilla.- Comadreja. Animal que a veces se ve en el campo.
Motazo.- Golpe fuerte, trompada, caída violenta contra el suelo.
Mote (caerse a).- Caerse desde un lugar elevado, como un árbol, una pared.
Motril.- Criado joven, muchacho que se contrata en la temporada de más trabajo.
Movición.- Aborto; se aplica sólo a las mujeres; en los animales se dice aortar.
Mozón, -ona.- Hombre o mujer corpulentos y elegantes de tipo.
Muchazo.- Demasiado: se oye siempre en frases negativas.
Muela.- Piedra del molino, usada para moler.
Muelo.- El montón de grano que resulta al separar la paja y el grano en la faena de limpiar.
Muesca.- Tipo de señal en la oreja de las ovejas para distinguirlas entre los propietarios.
Mullir (a las vacas).- Echar paja seca y molida donde se acuestan las vacas en la cuadra.
Mundilla.- Escobilla de saúco para barrer el horno cuando se amasa el pan.
Muradal.- Montón de abono, al lado del camino y junto al pueblo.
Murar.- Cazar ratones los gatos. Se dice: las gatas muran mejor que los gatos.
Muslo de dama (peras).- Es una clase de peras muy apreciada.
Muso.- Astuto, zorro. Se dice de la persona que tiene esta característica.

Nacerse.- Germinar una simiente sin estar sembrada, por la humedad reinante.
Nación.- Vulva de los animales.
Nangel.- Clase de manzana roja y ácida de suave carne.
Napia -s.- Se dice de la nariz muy grande.
Narigón.- Anilla de alambre que se les pone a los sementales estabulados en la nariz.
Necio.- Obstinado, terco en la negativa; es lo contrario de porfiao.
Negrillo.- Se trata del olmo normal. Negrillera es un plantío de negrillos.
Neguilla.- Planta perjudicial que crece entre el trigo, cuyas semillas se mezclan con él.
Niadero.- Huevo que se deja en el cesto, para que las gallinas vuelvan a poner en él.
Niales, Nidales.- Cestos colgados de una pared donde ponen sus huevos las gallinas.
Niciar.- Probar una simiente en determinada finca. Tener descendencia los animales.
Noria.- Pago o término de Vegas en el camino que va hacia Devesa.
Novillo, -a.- Res vacuna de más de dos años y que no ha parido si es hembra.
Nube.- Tormenta, fenómeno meteorológico con descargas eléctricas y truenos.
Nube.- Manchas en un ojo, tanto de animales como de personas.

Oblada.- Hogacita de pan en la misa dominical que oferta una persona.
Obrar.- Hacer efecto un purgante.
Obra (hacer).- Armar. Emprender la construcción de una casa o de pajares y cuadras.
Ocas.- Especie de algas que crecen en el canal de riego y algunos sitios del río.
Odre.- Pellejo de vino, Boto.
Ofender.- Molestar. Ofenden el sol, las moscas, el ruido, los niños que meten bulla.
Ofensivo.- Molesto, impertinente; se dice más bien de los niños y de las moscas.
Ofrecido, -a.- El que ha hecho una promesa de asistir a un santuario como penitencia.
Ojalba.- Es la oveja que tiene blancos los alrededores de los ojos.
Olla.- Vasija de barro donde se guarda en aceite lomo y chorizos.
Onza.- Medida de peso en la romana.
Orbayo- Llovizna fina, rocío.
Oriégano.- Planta que crece en el monte de un intenso aroma utilizada como condimento.
Ortigarse.- Sufrir el contacto de las ortigas.
Orza.- Vasija de barro semejante a la olla, donde se guarda la manteca del cerdo.
Os.- Voz para alejar a las gallinas, a las aves de corral en general.

Pación.- Hierba que ya no se siega, que se deja para que las vacas la coman a diente.
Pachorra.- Tranquilidad, calma, lentitud que tienen algunas personas para hacer algo.
Pago.- Pagado: "eso está ya pago, tú no debes nada".
Pai.- Pronunciación frecuente en frases como "pai que sí, pai que no". Me parece que sí...
Pajarayo (mayo).- Alude a que las aves sacan sus pollos en mayo.
Pajones.- Partes nudosas de las cañas de los cereales que los trillos nunca muelen bien.
Pala (de meter el pan).- Es la que se utiliza para meter el pan a cocer en el horno de amasar.
Palacio.- Castillo derruido en la plaza de Vegas y que su nombre ha quedado en recuerdo.
Palancanero.- Soporte de hierro donde se coloca y sostiene la palangana.
Palangana.- Utensilio de porcelana para la limpieza personal, situada en al Palanganero.
Palera.- Es árbol que, desmochado, echa una copa con gran espesura de ramas.
Paletos.- Se dice de los dientes incisivos cuando son anchos. Paleto = Palurdo.
Palo (de los pobres).- Cuando un mendigo llega a un pueblo pregunta por el palo de ídem.
Pámpanos.- Tallos de roble que nacen del suelo, el roble recién nacido.
Panal (de jabón).- Una pastilla, según se compra: si está muy usada se llama concha.
Panderete (a).- Poner los adobes sobre la cara más estrecha y larga para emplear menos.
Pandilla.- Tablilla delgada que se coloca en los tejados sobre los cuartones y debajo de tejas
Pando.- Plano, aplastado, se dice de las piedras de río que están muy gastadas y planas.
Pandorga.- Se dice de la mujer torpe, sosa, sin brillo ni garbo, sin éxito social.
Panera.- Lugar donde se guardan legumbres y demás cosechas del labrador. Bandeja del pan
Panguada.- Es una caída violenta de una persona contra el suelo.
Panoya- Panoja, mazorca del maíz.
Panposao.- Se dice de una persona sosa, lenta, sin garbo ni iniciativa.
Pantaleona.- Término al norte de Vegas.
Panzada.- Comer mucho de una misma cosa.
Pañiceras.- Chamargueras. Zonas húmedas del monte donde mana agua durante todo el año
Paño.- Mancha que sale a veces en el rostro de las mujeres embarazadas.
Pañoleta.- Pañuelo de colores vivos que las mujeres se ponen al cuello en días de fiesta.
Pañuelo.- Es el pañuelo negro que las mujeres del campo se ponen a la cabeza. El del bolso.
Papo.- Garganta de las aves, el buche. Para medicarlas se echa la medicina "al papo abajo".
Parada.- Donde se llevan las hembras vacunas y yeguas para que las fecunde el macho.
Paradín.- Tímido, sin iniciativa, de poco carácter.
Parajismos.- Gestos y ademanes ampulosos y fingidos.
Paralís.- Quiere decir parálisis. Al tío Juan le dio un paralís.
Parao.- Soso, tímido, sin confianza en sí mismo.
Parar.- Hospedarse, estar de posada en determinado albergue. Juan para en ca de la Eusebia.
Pardal.- Es el gorrión corriente, muy frecuente en toda la comarca.
Parición.- Época en que paren las ovejas. Parida, hembra que aún da de mamar a su cría.
Parlada (echar una).- Hablar en exceso, o abandonando los quehaceres domésticos.
Parniquebrar.- Romper una pata a un animal, o rompérsela él mismo en accidente.
Particiones (hacer las).- Repartir una herencia sus herederos.
Partir.- Repartir, dividir; se dice "partir el abono", partir la leña del monte.
Partirse.- Romperse, quebrarse. Se dice: le tiró la yegua y se partió un brazo.
Parva.- Echar la parva es cuando se madruga y se toma una copa de aguardiente y pan.
Parva.- El montón de paja molida que queda separada del grano al aventar. Parvón.
Pascuilla (el día).- El día siguiente al de la Pascua, que también se guarda como fiesta.
Pasmarote.- Se dice de alguien que se muestra algo atontado, temblón.
Pava.- Se dice a veces de una chica sosa, sin gracia, "parada".
Pedáneo.- Sustituto del alcalde en pueblos pequeños, dependiente del Ayuntamiento.
Pega.- Es nombre más común con el que designa a la urraca. Pego = Cría de la pega, urraca.
Pegollo.- Especie de bulbo en que terminaban por arriba las patas de las camas antiguas.
Peina.- Para peinar corto, ancha, con púas a ambos lados.
Peineta.- Curva, con largas púas para sujetar el cabello.
Pelar (el carro).- Pasar el rastro sobre los lados de la carga de mies o hierba, en el carro.
Pelele.- Ropilla que ponían antes al niño, cuando dejaba de usar pañales.
Pelerina.- Especie de capita tejida de lana que las mujeres se ponían sobre los hombros.
Pelila.- Miembro viril, lo mismo que lila, voz empleada por los niños.
Pelo.- Cada corte de siega que se da a una huerta, o a la alfalfa o al trébol o a la hierba.
Pelona.- Se dice cuando ha caído una helada muy grande.
Pelote (andar a).- Estar con la cabeza descubierta, sobre todo en el verano.
Pelusa.- Es sinónimo de envidia.
Pellejo.- Se dice de una moza que no gusta por ser o estar muy delgada.
Penillo.- Planta de color muy verde que nace entre los potajes en las primaveras húmedas.
Peonía.- Flor grande de muchos pétalos, preciosa, con un mal olor.
Perdones.- Golosinas, naranjas, higos, pasas o caramelos, comprados en las fiestas.
Perendengues.- Ajuares de la casa, adornos de los vestidos de las mujeres.
Perigüela (cazuelas de).- Son de un barro un poco más oscuro y duro que las corrientes.
Perillán.- En el sentido afectivo y aplicado a los chicos significa "picarón".
Pernera.- Carbunco, enfermedad mortal entre el ganado vacuno.
Perniego.- Se dice del trillo cuyas tablas se han albeado a causa de la humedad o lluvia.
Pernil.- La pata del cerdo curada y formada de tocino.
Perol.- Pota, recipiente de porcelana más hondo que ancho, con dos pequeñas asas.
Perra, s.- Moneda de cobre que valía cinco céntimos de peseta. Perrina,-ona= 5 y 10 céntimos.
Perucos.- Peras tempranas de pequeño tamaño, dulces y sabrosas.
Perujo.- Poste de madera que se emplea como puntal en una pared que se cuartea o se cae.
Pescar a correr.- Iniciar una rápida huída o persecución. Darse o pescar el dos.
Pescuazo.- Cuello de aves y mamíferos, y también de personas.
Pesebre.- Especie de cajón de madera adosado a la pared, donde come al ganado vacuno.
Pestillo.- Se trata de una aldaba de las puertas.
Pestorejazo.- Cachete fuerte en la cabeza o en el pestorejo, en la parte posterior del cuello.
Petar.- Venirle a uno la gana de hacer algo por capricho, según le dé, según le pete.
Petrina.- Cinturón de cuero con que los hombres se sujetan los pantalones. Abertura ídem.
Pía.- Se dice de la res vacuna cuya piel presenta unas manchas blancas sobre fondo oscuro.
Piajes.- Las huellas que deja en el suelo la pisada humana o de los animales.
Piala, -ada.- Grupo numeroso y bullanguero de chicos o de una familia muy numerosa.
Pica.- Darle la primer pica a una guadaña, es lo mismo que sacarle el cabruño.
Picaporte.- Artilugio que tienen algunas puertas para abrirlas desde fuera.
Picos.- Los extremos de los palos verticales de las armaduras del carro de las vacas.
Picuruta.- Lo más alto del árbol, en especial del chopo. Juan se subió a la picuruta.
Picha.- Es el miembro viril, pija, pene.
Pié.- Cada una de las plantas en una finca sembrada de patatas o de potaje.
Piedra.- Es igual a granizo. Con la que se afila la guadaña. Fuentes y cacharros de piedra.
Pienso.- Alimento para el ganado: suele ser harina de cereales a veces mezclada con paja.
Pieza.- En sentido figurado pícaro, balarrasa.- ¡Vaya pieza que está hecho Juan!.
Pilón.- Recipiente de cemento que sirve de abrevadero y de lavadero en el pozo artesiano.
Pillar a correr.- Emprender veloz carrera en persecución o en huída.
Pillo.- Pícaro, astuto, avispado, precoz, aplicado a los niños en sentido afectivo.
Pina.- Cuña de madera, más o menos grande, empleada en aperos de labranza.
Pinao.-Se dice del que siendo de baja estatura anda muy erguido. Juan anda muy pinao.
Pinche (ponerse).- Ponerse chulo, desafiante, como un gallo, altivo, presumido.
Pindio.- Se dice del terreno pendiente, en cuesta pronunciada. El carro no sube por pindio.
Pinganillo.- Pingajo que cuelga de un vestido desgarrado.
Pingar.- Gotear, caer el agua por las canales del tejado. Ya pingan las goteras.
Pintar.- El rendimiento por unidad de superficie de los cultivos. El trigo pintó a 9 heminas.
Piojín.- Los parásitos de las aves en especial de las gallinas. Se escogollan el piojín.
Pipa.- Tonel de vino; es lo mismo que carral; cuando es pequeño se llama cubeto
Pisos (pagar los).- Los mozos de un pueblo invitaban a los de otro para cortejar a las mozas.
Pispájaros.- Plantas de flores amarillas que crecían entre los sembrados de legumbres.
Pispoleta.- Se dice de la mujer vivaracha, activa y menuda de cuerpo muchas veces.
Pitañoso.- Se dice del que tiene los ojos con legañas, por padecer una irritación crónica.
Pitorro.- Se dice de la boca pequeña del botijo.
Pitos (tocar los).- Hacer sonar los dedos de las manos al bailar la jota.
Plantón.- Remolacha espigada para sacar la semilla de la misma, muy cultivada en Vegas.
Pocilga.- La cuadra donde viven los cerdos.
Pocillo.- Tacita pequeña empleada para medir ingredientes que entran en la pastelería.
Podón.- Podadera para repodar las sebes.
Polvorera.- Polvareda, nube de polvo, masa de polvo.
Polla de agua.- Ave que vive en las orillas del río y que nada sumergida un buen trecho.
Ponedero.- Lugar donde las gallinas ponen los huevos.
Pontón.- Tronco por el que se cruza la presa o canal de riego. Pontona = Igual, más grande.
Porfiao,-ada.- Insistente en la petición o en la afirmación de algo.
Por más que.- Aunque: tú, por más que digan, no hagas caso, la gente siempre critica, boba.
Portón.- Puerta grande para que pasen los carros con las vacas uncidas.
Porraco.- Especie de cayada arrojadiza que usan los vaqueros. Porrada = Gran cantidad.
Porretero.- Se dice a los niños con el valor de picarón, pillín. Este niño es muy porretero.
Porrillo (a).- En gran cantidad, profusamente. Juan gana dinero a porrillo.
Posar.- Poner en el suelo o sobre un mueble algo que se trae en la mano o a cuestas.
Posnera.- Lugar secreto donde uno esconde fruta y a veces verde para que madure
Poste.- Tabla o cajoncito, donde se ponen los avisos que vienen del ayuntamiento.
Postema.- Pus de una herida infectada.
Postigo.- Una puerta pequeña que se abría en una de las dos hojas de las puertas grandes.
Postilla.- Costra de una herida pequeña y las de los niños escrofulosos. Herida seca.
Pota.- Recipiente de porcelana, más hondo que ancho y con sólo un asa lateral.
Pote.- Vasija panzuda de hierro, con tapadera, y con tres pies pequeñitos también de hierro.
Praderón.- Pradera grande junto a la rampa de Vegas.
Prendada.- Multa por infracción de las leyes de los riegos o una res en los sembrados.
Prender.- Encender. Prender lumbre, prender el cigarro. Privar de libertad a una persona.
Prenderse (la chimenea).- Encenderse la chimenea por estar sucia de hollín.
Presa, -s.- El canal o canales de riego, de los molinos. Acequia. Cauce que lleva el agua.
Presidente. El de una junta vecinal, de tres personas que representan al pueblo.
Prestar (no).- Se dice de lo que es de mala calidad o está en mal estado.
Pretender.- Pedir relaciones a una chica con fines matrimoniales. Cortejar.
Privar.- Gustarle a uno mucho una cosa. El mazapán no me da más; el flan me priva.
Puchas (como).- Se dice de las sopas de ajo cuando están deshechas, blandas.
Puchero.- Recipiente de barro, más hondo que ancho, con un asa. Si es pequeño, puchera.
Puelme.- Se dice de la tierra cuando está suelta, el estado ideal para sembrar en ella.
Puerca.- Se dice de la finca que se llena de broza, como ocurre en terrenos húmedos.
Puerto.- Muro de cantos y estacas para desviar el agua hacia la bocapresa de riego.
Puesto.- Lugar donde hay un caballo padre que deja preñadas a las yeguas.
Pujos.- Esfuerzos que hacen las hembras al parir.
Puquirritín.- Cantidad muy pequeña de algo. Puquitín, como el anterior.
Pusla.- La paja más menuda y más fina, la que mejor lleva el aire al aventar.

Quebrantada.- Monte alto al este de Vegas, muy significativo, en el que hay una gran Cruz.
Quedar.- Aquedar, guardar que el ganado no entre en terrenos prohibidos.
Quilma.- Saco de tela fina, bastante largo, para transportar el grano desde la era a la panera.
Quinqué.- Utensilio para dar luz mediante aceite, con un tubo de cristal.
Quísio.- ¡Qué sé yo!. ¡Había quísio cuántos en la reunión!. Había muchísimos.
Quitameriendas.- Flor que aparece a últimos de agosto en las eras.
Quiénsabe.- Muchísimos. "!Había quiénsabe gente en el entierro de Juan!".

Rabera.- Armazón que permite ampliar la carga del carro por detrás.
Rabiarse.- Quedarse raquíticos y mustios las plantas de los garbanzos en mayo o junio.
Rabitón.- Tierras en el sur de Vegas y el Soto.
Raer.- Dar la medida justa del grano en la hemina, pasando para ello el raidero.
Raigón.- Raíz grande de un árbol, "raíz de las muelas y dientes".
Ramal.- Soga que va unida a la cabezada de yeguas o asnos, en lugar de riendas.
Ramao.- Escoba sin mango que se emplea para barrer la era cuando se trilla, de espino.
Ramascazo.- Golpe dado con un ramao.
Ramos.- Ramas tiernas de chopo que los conejos comen muy bien en verano.
Rampla.- Rampa a la entrada de algunas fincas; de la carretera al camino vecinal.
Ranacuajo.-La cría de la rana en su primer edad, cuando aún no tiene patas.
Ranagüeis.- Bichos semejantes a las ranas, de un verde mimético, casi invisibles en la yerba
Rapaz.- En tono familiar o despectivo, niño, chico, muchacho.
Raposeras.- Término de labor al oeste de Vegas.
Raposo.- Cuña de madera que se mete en el arado entre la reja y el dental. Zorro, astuto.
Rascantín.- Se dice del sabor un tanto agrio de ciertos vinos, es voz de tono jocoso.
Raspa.- Espina de pez, hebra del bacalao.
Raseras.- En el río, las partes pendientes y poco profundas, cubiertas de cantos, para pasar.
Rastra.- Tablero grande que lleva muchos dientes de hierro y que se usa para moler la tierra
Rastrillo.- Utensilio de madera con dientes y mango para rastrear lo que queda del cereal.
Rastro.- Instrumento consistente en una tabla con muchos "dientes", para recoger hierba.
Rastrojo.- Los tallos que quedan después de segar la mies.
Rata de agua.- Rata grande que vive en las orillas del río y de las presas.
Ratel.- Red pequeña y redonda, con un cerco de alambre, que se usa para pescar cangrejos.
Raya.- Divisoria entre terrenos comunales, monte y soto, de dos pueblos contiguos.
Reblincar.- Retozar de los animales. Reblincar a las mozas.
Rebojo.- Pedazo residual de pan que queda al terminar una comida, cortado del canto.
Rebujo.- Cantidad de hierba mayor que el "puñao" y menor que el "brazao".
Reburdiar.- Rezongar, gruñir entre dientes cuando uno está enfadado.
Rebusco.- Coger los frutos que hayan podido quedar en el suelo después de haber retirado.
Recentadero.- La levadura, un trozo de masa, que se deja de un amasado para otro.
Recuéncanos.- Recovecos, recodos, rincones.
Refajo.- Falda antigua femenina.
Regostas.- Postes de madera entre los pesebres a los que va sujeta la cadena del animal.
Reguilo (andar).- Se dice de una persona anciana que anda con agilidad y tiesura.
Reguilete (beber a).- Por la boca estrecha del botijo pero sin chupar, como en un porrón.
Regutir.- En frases negativas responder, contestar, contradecir. Le regañé a Juan y no gutió.
Rejo.- La punta de hierro de la peonza, sobre la cual gira.
Rejo (a).- Quiere decir de muy mala gana, a la fuerza. Juan lo hizo a rejo.
Relatar.- Rezungar, reburdiar, retrucar, retahilar; todos son sinónimos.
Relinchido.- El grito que lanzan los caballos y yeguas. Bramido se dice en las vacas.
Relincho.- Salto dado por el mozo sobre la moza a la vez que gritaba, como broma.
Relinchón.- Pico-carpintero, pájaro que lanza un grito semejante a un relincho.
Relleno.- Masa frita de pan migado, perejil, ajo y huevo y luego echado al cocido.
Remango.- Agilidad, soltura, vivacidad para el trabajo que ciertas personas tienen.
Remanizarse.- Aflorar el agua que se ha filtrado al regar otros terrenos próximos. Remanar.
Renegrido.- Cardenal, huella violácea que queda en la carne a consecuencia de un golpe.
Renta (llevar en).- Trabajar tierras arrendadas de otros propietarios del pueblo. Rentero.
Repinaldo.- Una clase de manzanas muy apreciadas en la comarca.
Repinar.- Llenar un recipiente sobrepasando el nivel de sus bordes. Repino = Lo que sobra.
Repisar.- Se dice de las paredes que se tuercen cuando los cimientos no soportan el peso.
Reposteras.- Mantas hechas con retales.
Represada.- Cantidad de agua retenida por unas compuertas y que luego se suelta de golpe.
Rescocer.- Escocer una herida cuando se desinfecta con alcohol. Rescozor = Escozor.
Rescoldo.- Brasa, ceniza muy caliente.
Resgar, -se.- Desgarrar, -se la ropa. Resgato = Desgarrón en la ropa.
Resno.- Parásito de las vacas, parecido a una garrapata, que se clava en las patas traseras.
Resolgar.- En tono familiar, respirar; "¡no me dejáis ni resolgar, qué barbaridad!".
Respingar.- Relincho a las mozas, resoplar.
Respinjar.- Suspirar ruidosa, ostensiblemente; se dice en tono burlón.
Restrallar.- Un ruido semejante al chasquido de la madera que cruje o que arde al fuego.
Resuelgo.- Beber algo sin separar los labios del vaso y sin pausa para inspirar.
Retahilar.- Rezungar, repitiendo una y otra vez las faltas de la persona a quien se acusa.
Retestera.- Estar o ponerse al sol en las horas que más calienta. Juan está a la restetera.
Retortijón.- Torcedura del tobillo; dolor de vientre muy agudo.
Revenirse.- Ponerse húmedo algo sin mojarse, con sólo la humedad del aire.
Revolcarse, Tumbarse las caballerías patas arriba, dejándose caer repetidas veces.
Rezungar.- Gruñir las personas que están enfadadas.
Ribas.- Arbusto con frutos en racimos rojos, grosella.
Ribazo.- Espacio inclinado entre una finca y el camino que están a distinto nivel.
Riestra.- Ristra de ajos o cebollas. Racimo hecho a mano de cosas parecidas.
Rifar.- Comprobar mediante el rifón que una yegua está en celo. Rifón = caballo para rifar.
Ringo-rangos (hacer).- Andar haciendo eses, zigzaguear.
Riqueto.- Se dice del labrador medianamente rico, de buen pasar. Pelete = Labrador pobre.
Risión.- Se dice de alguien ridículo, o de una situación ridícula.
Robledo.- Pago en el camino a Villanueva desde Vegas, que antiguamente estuvo de roble.
Rodao.- Antigua prenda femenina que era un falda exterior hasta los pies, de estameña.
Rodapieses.- Zócalos de madera o de baldosas de las habitaciones, a ras del suelo.
Rodea.- Es un paño de cocina muy usado.
Roderas.- Las huellas de las ruedas de los carros en un camino.
Rodesno.- Eje sobre el que giran las piedras del molino de los pueblos.
Rodete.- Peinado consistente en una trenza que luego se enrolla en forma de moño.
Rodea.- Paño de cocina para secar "la cacida" y los útiles de comer en general.
Rogativas.- Procesión en la que se cantan unas letanías por las cosechas del campo.
Rolla.- Niñera, muchacha joven encargada de cuidar y tener en brazos a un niño.
Romana- Aparato manual para pesar, muy usado antiguamente.
Romper.- Roturar los rompidos, terrenos que fueron soto, pradera o juncales.
Roncero, -ón .- Se dice del que trata de escabullirse del trabajo.
Ronzal.- Soga que va atada a la cabeza del asno.
Roñoso.- Avaro, mezquino.
Roscas.- Pastas finas, muy ligeras: llevan harina, huevos, aceite y azúcar, con un agujero.
Rosnar.- Rebuznar. Que emite rebuznos.
Roto.- Desperfecto o agujero en una prenda de vestir, en especial en los calcetines.
Rueca.- Se trata de un instrumento que antiguamente se usaba para hilar la lana.
Ruca, ruco.- Voces afectivas para designar a la yegua o caballo de talla más bien pequeña.
Ruedos.- Manteos femeninos de estameña.
Rugidero.- Sonajero, juguete para entretener a los niños muy pequeños con algún ruido.
Rugirse.- Rumorearse, correr el rumor. Se ruge que Juan se va a casar.
Ruin, ruinín, ruinina.- Se dice de la mala calidad de las tierras, de las cosechas o animales.
Rular.- Representa la idea que algo va tirando, que de momento funciona, marcha.
Rungar.- Comer algo que está duro, como la corteza del pan con dientes estropeados.
Rutar.- Corretear, recorrer calles. Le dice la madre al niño: "Hala, toma esto y vas que rutas".

Sabariegos, Sabadeño.-Chorizos de inferior calidad hechos con la mezcla de los menudillos.
Sacar (abono).- Llevar el abono desde la cuadra hasta los muradales o fincas de labor.
Salitre.- Jugo o humedad que tienen las plantas de los garbanzos cuando están verdes.
Saltadero.- Escalera rústica que hay sobre una sebe en un sendero que cruza una finca.
Saltarse.- Descascarillarse los platos de porcelana.
Saltipajo.- Saltamontes, lo mismo los de las huertas que son verdes que los pardos.
San Juan.- Manera muy frecuente de referirse al mes de junio. Por San Juan trillaremos.
Sandalias.- Se trata de un calzado utilizado más bien en verano.
Sandunguera.- Se dice de una moza que se muestra muy garbosa.
Sansirolé.- Se dice de la persona lenta, torpe, que vale poco, y a menudo sosa.
Sapada.- Caída violenta de barriga, de bruces.
Saque.- Capacidad de trabajo acompañada de garbo y brillantez. Juan tiene mucho saque.
Sarga.- Es un tejido de algodón usado antiguamente.
Sarro.- Es el hollín de la chimenea, que a veces se prende fuego cuando hay en exceso.
Sarta.- Cuenta de un rosario o de un collar.
Saya.- Palabra equivalente a falda, sobre todo en plural. "La levantó las sayas".
Sebe.- Es un seto vivo del que antiguamente estaban cerradas casi todas las fincas.
Sebo.- La grasa del ganado ovino y vacuno.
Seguranza.- Seguridad. "Para mayor seguranza vamos a preguntar a Juan".
Sementera.- Acción y época en que se siembran los cereales de ciclo largo. Octubre-noviem
Senda.- Vía de paso por donde sólo cabe una persona, sendero.
Sentido.- Sensible en sentido emocional."Ese chico es muy sentido, como le riñas".
Señal.- Incisión que se hace en la oreja de corderos para distinguirlos de entre propietarios.
Sequillos.- Pastas de harina, aceite y azúcar, muy empleados antiguamente.
Serdas.- Pelos de la piel del cerdo, de la cola de otros animales; vacunos y caballar.
Serillo- Recipiente de paja trenzada que se usa para llevar meriendas y otras cosas. Serón.
Serón.- Cesto hecho con mimbres, sin base.
Serrote.- Es el serrucho de cortar madera.
Servendo.- Tardío, en oposición a temprano. Los productos sembrados en primavera.
Servir.- Lo que hace el caballo padre con la yegua en celo. Contratarse como criado.
Sestiar.- Echar la siesta el ganado ovino en el verano. Las ovejas están sestiando en el sestil
Seto.- Panal de miel y cera de la colmena normal.
Silbo.- Especie de flauta que se fabrican los chicos con una caña verde de palera.
Sillete.- Silla sin respaldo, algo más bajo que las otras, y el asiento es de paja.
Simiente.- Semilla; se dice indistintamente el simiente y la simiente.
Sinoés.- Un poquito. "Ese vestido te está un sinoés largo, no es nada, un puquirritín".
Sirga.- Se dice de las vacas que tienen manchas blancas en la barriga, por debajo.
Só.- Voz para hacer que se pare una caballería.
Soba.- Paliza de trabajo o de golpes. Juan se dio una soba por terminar el trabajo.
Sobaquillo (a).- Manera de lanzar una piedra describiendo con el brazo un arco ascendente.
Sobar (el barro).- Pisar y dar muchas vueltas la masa de barro de que se hacen los adobes.
Sobeo.- Tira de cuero larga con la que la yunta se engancha al carro.
Sobiyuelo.- Sobeo corto con el que se engancha la yunta al arado y a los trillos.
Solana.- La ladera de un monte opuesta al avesedo. La parte del valle orientada al sol, al sur
Solanada (coger una).- Tener que andar, trabajar o estar al sol a los horas de más calor.
Soldada.- El sueldo anual de pastores, vaqueros y criados.
Soleadura.- Insolación. Juan cogió una soleadura porque estuvo toda la siesta trabajando.
Soloño.- Como sansirolé, pasmao, helao, designa a una persona torpe, lenta, sin gracia.
Somanta.- Es igual que decir Paliza.
Sopas.- En plural son siempre las de ajo con las que desayunan los vecinos.
Sosera.- Se dice de un mozo o de una moza tímidos, sosos. Faltos de animación.
Sotámbanos.- Huecos profundos que el agua socava en la orilla del río; refugio de truchas.
Soto.- Terreno comunal próximo al río al que se envía el ganado vacuno durante el verano.
Suertes.- Los lotes de cualquier cosa que se adjudican por sorteo, como la leña del monte.
Suertes.- Es la denominación de un pago al este de Vegas.
Sumideros.- Partes de una tierra por donde se filtra el agua de riego.
Sustancia.-Las grasas de los alimentos condimentados, nunca en crudo.

Tábano.- Mosca grande que pica al ganado vacuno y les hacer ser alocadas.
Tabas.- Huesos de la articulación de las patas traseras de un cordero, que sirven para jugar.
Tabla.- Lugar hondo en el río donde el agua se remansa, sobre todo en el estiaje. Tablizo.
Tachuelas.- Clavos de cabeza redonda con que se refuerzan los zapatos o las madreñas.
Tafear.- Oler las vacas sangre de otra res, fatear, olfatear, sospechar.
Tafo.-En general equivale a mal olor pero se aplica al que desprenden cabras y ovejas.
Tajadera.- Instrumento del herrero para cortar el hierro.
Tajo.- Pedazo de tronco cortado paralelamente usado como asiento, o para partir leña.
Tajuela.- Es un taburete con tres patas.
Talanquera.- Cuerdas para colgar objetos, chorizos, etc.
Talludo.- Se dice de cualquier vegetal comestible que está ya demasiado viejo o duro.
Tamboriteros.-Conjunto de tres personas que tocaban; una dulzaina, un tambor y un bombo
Tanque.- Recipiente de latón, redondo, que se utiliza para sacar agua de la caldera o beber.
Tapabocas.- Prenda de abrigo estrecha y larga para protegerse la cara y la cabeza.
Tapaculos.- Granza o semilla, roja del rosal silvestre.
Tapial.- Pared o muro hecho de barro prensado entre dos maderos.
Tapín, -es.- Pedazos de tierra cubiertos de césped, redondos, para trancar el agua de riego.
Taquera .- Juguete para lanzar tacos fabricada con cañas de saúco vaciadas del canuto.
Taranca.- Es un palo grueso atravesado.
Tarusa.- Se trata de un juego de los chavales muy usado antiguamente.
Tarrón, -es.-Pedazos de tierra tal como la deja el paso del arado. Cavón.
Tarucos.- Piezas de madera de unos 6 cm. de altura que llevan las madreñas.
Tasajo.- Carne de vaca, curada y seca, en porciones anchas y planas como el bacalao.
Tasto.- Olor que desprende la carne cuando empieza a pasarse.
Telares.- En sentido figurado, trastos, chismes, cosas cuyo manejo no se conoce.
Tempero.- En la tierra, el grado de humedad apropiado para ciertas labores.
Temprano.- Se opone a servendo: que se da antes de la época normal.
Tenada.- El leñar cuando está apoyado en unos postes de madera y en la tapia del corral.
Tendal.- Así se dice de la ropa colgada al sol para secarse después de lavada.
Tendalera.- Las cosas que están extendidas y en gran desorden. Tender = Extender, esparcir.
Tenedor.- Pequeño tridente de hierro para clavar las truchas paradas en el fondo del río.
Tente-carnero (ponerse a).- Ponerse de cabeza en el suelo con las piernas por el aire.
Terciar.- Arar una tierra por tercera vez en la misma temporada.
Terrecer.- Sentir pereza para hacer algo que hay que hacer más o menos tarde.
Teso- Elevación apenas perceptible en una finca, pero que no alcanza el agua del riego.
Tierras de Río.- Terreno a orillas del río en Vegas.-
Tierras de Sol.- Terrenos al oeste de Vegas que no recibían riego hasta el canal de Arriola.
Tinieblas.- Oficio religioso de Semana Santa, en que se apagan las velas y suenan ruidos.
Tiñuela.- Planta parásita de la alfalfa, que se extiende por el suelo en manchas redondas.
Tío, -a.- Precede como tratamiento al nombre de pila de las personas mayores. El tío Juan.
Titos redondos.- Guisantes. Para decir lo moreno de una persona se dice, está como un tito.
Tizón.- Trozo de madera encendida, tal como está en la lumbre antes de llegar a brasa.
Tocón, -es.- Las raíces gruesas de los árboles. Raigones.
Tomillares.- Pago de terrenos de Vegas.
Toñada.- La hierba que se siega en septiembre, después de los riegos de verano.
Topinera.- El montón de tierra que levanta el topo en la superficie.
Toquilla.- La capa de grasa que envuelve el bazo y el estómago del cerdo.
Toquilla.- Prenda femenina tejida con lana que cubre los hombros.
Tora.- Se dice de la vaca en celo, verrionda, butionda.
Torar, -se.- Dejar preñada el toro a la vaca; quedar preñada la vaca.
Torba.-Ventarrón brusco de verano, precursor de algunas tormentas. Remolino de agua.
Torcida.- Es la mecha del candil o del farol con que se alumbra la gente en la noche.
Torna.- Surco ancho que sirve de separación entre dos fincas.
Torniscón.- Cachete en la cabeza.
Torreja.- Trozo de pan frito o natural alargado y plano, con miga para mojar chocolate.
Torrezno.- Pedazo de tocino frito que se come para el desayuno, después de las sopas.
Torrijas.- Rebanadas de pan en huevo y azúcar o leche frita.
Torta.- Pan de forma aplastada que se hace en horno de amasar, y a veces lleva leche.
Tortolla.- La roncha que origina la picadura de los insectos y de las pulgas en especial.
Torzón.- Cólico que padecen las caballerías.
Tosta.- Pedazo de pan cubierto de miel o de mantequilla. Rebanada de pan frito con aceite.
Trabar, se.- Enganchar, sujetar. "Me trabé de una zarza y me desgarré la camisa".
Trafalla.- Chapucero; se dice del que hace mal las cosas en su oficio. Juan es un trafalla.
Tragador.- Zampón. Se dice del que es vago, que no merece lo que come sin producir.
Trampa.- Roble más viejo que la rebolleta, adulto, que no ha sido podado. Rama de roble.
Tranca.- Pieza plana de hierro que sirve para trancar por dentro las puertas grandes de casa.
Trancar.- Cerrar la puerta con llave; detener el agua en la presa cuando se quiere regar.
Tranzador.- Sierra larga para dos personas; cada una agarra por un extremo.
Tras dello (dar).- Empeñarse en resolver una cosa. Juan está dando tras dello.
Trastes.- Chismes abandonados y en desuso.
Tratos (hacer los).- Acordar la dote que llevará al matrimonio la moza que se va a casar.
Trébede.- Un espacio de azulejos sobre la horneja de la cocina, a lo largo de la pared.
Trébedes.- Un cerco de hierro con tres patas, para colocar el puchero a la lumbre baja.
Tremuela.- Recipiente donde el molinero echa el grano de donde cae sobre la piedra.
Tresmallo.- Red para pescar en el río, muy empleada antiguamente.
Tresmano (a).- Se dice de lo que queda fuera del camino, lejos. "Eso pilla a tresmano".
Troja.- Recipiente panzudo, y grande a veces, hecho de paja trenzada, para guardar cosas.
Trompada.- Golpe en la cara o en la cabeza. Caída de bruces. Trompo = Peonza.
Trullo.- Se oye sólo en la frase " está gordo como un trullo", cuando está gordo de verdad.
Tuno.- Astuto, zorro, persona falaz y engañadora que no da la cara.
Turmas.- Se dice así de los testículos de los animales.
Turriazo.- Golpe que un carnero da con su testuz cuando embiste. Turriagazo.
Turullo.- Cuerno del vaquero que hace sonar para advertir que sale con el ganado a pastar.
Tutiplén.- En gran abundancia, sin tasa, a placer: En casa de Juan gastan a tutiplén.

Una de.- Muchísimos: "¡Había una de gente en la feria!". "¡Este año hay una de cangrejos!"
Uncir.- Sujetar a la yunta bajo el yugo mediante las cornales. Uñir.
Unto.- Grasa del ganado caballar; de un cerdo. A los niños les iban a llevar el tío del unto?.
Uñas.- Las dos partes del casco de las patas de vacas, caballos y ovejas.
Uñero.- Infección que causan las espinadas entre el dedo y la uña.
Urmiento.- Levadura natural hecha con los restos de la última hornada.
Urz, urces.- Planta semejante al brezo, o el mismo brezo, propia de montes pobres.
Uvas de perro.- Bayas de cierta planta que no se comen: son negras, tal vez grosellas negras

Vacada.- El rebaño de ganado vacuno que va al monte o al soto bajo la guarda del vaquero.
Vacantes (los).- Vacaciones del calendario escolar de los niños.
Vacío.- Es el conjunto de carneros y ovejas machorras que se aparta de las ovejas paridas.
Vagos.- Vago de Arriba y de Abajo en Vegas del Condado.
Vainas.- Judías verdes, vainas de habas y fréjoles en general.
Valdecastrillo.- Vallecito en el monte de Vegas al igual que Valderas o Vallina Cueva.
Vana.- Se dice de la fruta de cáscara, avellanas, nueces, cuando aparece vacía. Está vana.
Vaquiruela.- Salamandra. No son apenas abundantes.
Varal .- Palo largo y algo grueso con una lata en un extremo para recoger la fruta alta.
Vasar.- Estantería o alacena pequeña, colgada en la pared y en la que se colocan platos, etc.
Vecería.- Turno para guardar el ganado vacuno, caballar, asnal u otros.
Velaciones.- Amonestaciones prematrimoniales anunciadas en la iglesia.
Vélaiestá.- Quiere decir: "ahí lo tienes, helo ahí"; es expresión muy viva y frecuente.
Velo.- Tejido de encaje que cubre la cabeza femenina y con el siempre entraban en misa.
Venada.- Extravagancia, acción alocada."Como le dé la venada es capaz de cualquier cosa"
Vencejo.- Pájaro parecido a la golondrina, muy negro y muy chillón que vuela en bandadas.
Verastes.- Amenaza de los chicos: "ya verastes cuando venga tu padre y se lo diga".
Verbiones.- Dos maderos perpendiculares a la vara del carro, que se ponen en ocasiones.
Verde.- Genéricamente quiere decir forraje, hierba o trébol recién segado.
Verdocha.- Se aplica a la fruta cuando aún no está madura, muy verde.
Verga.- Miembro genital de caballos, burros y machos en general.
Verraca.- Se dice de la cerda que está en celo, verrionda, verrida.
Verrón.- Se trata del cerdo semental para cubrir las cerdas verracas.
Vielda, o.- Instrumento de trabajo para aventar la mies trillada.
Vilorta.- Vara verde de palera. de balsa o de mimbre empleada para muchos usos.
Vistas (comprar las).- Comprar la ropa que los novios llevarán puesta el día de la boda.
Volear.- Voltear las campanas. Tocar a vuelo las campanas.
Voleo (sacar a).- En la lucha cuando uno levanta al otro del suelo y le da vueltas en el aire.
Volquete.- Carro de vacas que es capaz de bascular hacia atrás.

Yegüero.- Se trata del pastor de yeguas.
Yezca.- Una corteza muy delgada de chopo o de palera, muy seca, que arde muy bien; la encendían con un chisquero para prender la lumbre.

Zagal.- Es el ayudante del pastor y suele ser un muchacho joven.
Zajones.- Perneras de cuero sobre los pantalones, que llevan los pastores cuando llueve.
Zalamero.- Afectuoso, cariñoso, mimoso, que gusta de ser acariciado.
Zamarra.- Chaleco del pastor hecho con piel de oveja sin curtir.
Zambomba.- La vejiga, en especial la del cerdo, con la que los niños juegan como balón.
Zampón.- Es la perdona que vive con relación otras, sin trabajar, o trabajando menos.
Zancajo.- Talón del pie; en el arado, el extremo inferior de la camba.
Zancos.- Dos palos altos, con una horquilla, en la que se apoya el pie, y la mano arriba.
Zapateros.- Bichitos de patas muy largas a modo de flotadores, que están nadando en agua.
Zaquilada.- Saquilada. Cuando se lleva grano al molino, una quilma o saco llenos.
Zarabeto.- Tartamudo, el que cecea, zarabito.
Zarangüénganos.- Grosella, fruta muy apreciada y relativamente abundante en las sebes.
Zarazos.- Cortinas de agua que se ven en el horizonte en días parcialmente claros.
Zarzamora.-Arbusto que da moras silvestres.
Zarzo.- Tejido de varas entrecruzadas, de diversos usos, como soportar las tejas del tejado.
Zoleta.- Azadita que usaban sobre todo los apañadores para recolectar apañijos.
Zuela.- Instrumento cortante y curvo, que hay en casi todas las casas de los labradores.
Zurrar, -se.- Peleas de los chicos y también de los perros. Zurra = Dicha pelea.
Zurrona.- Bolsa grande de piel de oveja donde los pastores guardan su comida y otras cosas.

Volver a www.vegasdelcondado.com